XXvII festival iberoamericano de teatro Programa del último día del encuentro teatral

Joglars pone punto y final al FIT con un canto a la necesidad del teatro

  • La compañía pone en escena 'El Nacional' en el Gran Teatro Falla a partir de las diez y media de la noche · Ramón Fontserè, actual director de la compañía, a las órdenes de Boadella en este montaje

Comentarios 1

Don José se resiste como solo lo pueden hacer los seres extemporáneos. Don José se resiste con la tenacidad del ferviente. Don José no acepta la realidad exterior de un mundo que ya no funciona sin el teatro. Un mundo, a buen seguro, más feo, más triste, menos humano. Don José es Ramón Fontserè, actual director de la compañía Joglars que esta noche se pone, una vez más, a las órdenes de Albert Boadella en la obra El Nacional, con la que la formación escribirá el punto y final al XXVII Festival Iberoamericano de Teatro.

Así, el Gran Teatro Falla abrirá sus puertas a partir de las diez y media de la noche para convertir en protagonista a otro coliseo, el antiguo Teatro Nacional de Ópera, del que fue acomodador este Don José que, ahora, degradado y sin actividad, se propone representar de nuevo el Rigoletto en esta vieja escena como rebeldía contra un mundo donde el teatro parece casi desaparecido.

El protagonista escoge la ópera de Verdi porque, para él, se erige como un símbolo del teatro, un oficio de bufones, juglares y payasos que nada tiene que ver con los artistas histriónicos, intelectuales y realistas que, según el viejo acomodador, degeneraron la profesión hasta convertirla en un arte decadente.

Durante el montaje de Joglars, los espectadores asistirán al intento de materialización de las fantasías y delirios renacentistas de Don José. Para ello, el personaje se rodeará de un grupo de indigentes que se prestan a ser utilizados en el proyecto a cambio de pernoctar dentro de las ruinas del edificio. Algunas de estas personas son músicos que tocan en el metro, y esto les servirá para formar la orquesta que acompañará a las distintas arias de la ópera en esta singular versión que será construida con la ayuda de una antigua empleada de la limpieza del teatro que logró aprenderse de memoria muchas de las piezas que escuchaba en el coliseo.

Las dificultades para controlar y adiestrar a los indigentes, cargados de violencia entre ellos, la penetración del argumento de Rigoletto entre su delirio y las intervenciones exteriores para desalojar el local y demolerlo serán algunos de los conflictos con los que Don José se tendrá que enfrentar a lo largo de la obra. Pero, la resistencia, esa obstinada y noble persecución del deseo, a la realidad del mundo raro y descreido de allá fuera será su guía y su brújula hasta llegar a un desenlace numantino, acompañado por el canto y la música del Rigoletto de Verdi.

Con la dirección y el espacio escénico de Albert Boadella y las actuaciones de Fontserè, Begoña Alberdi, Jesús Agelet, Enrique Sánchez-Ramos, Pilar Sáenz, Minnie Marx, Dolors Tuneu, Xavi Sais y Lluís Olivé, Joglars canta al teatro dentro del teatro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios