Javier Ruibal, en Israel, por la paz

  • El cantautor portuense, que grabará su nuevo disco junto a la Sinfónica de Córdoba, participa con el cantante hebreo David Broza en la próxima gira del ministro Moratinos por Oriente Medio

Javier Ruibal emprendió ayer viaje a Israel para participar, junto al cantante hebreo David Broza, en la gira que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, realizará esta semana por Oriente Próximo con la reactivación del proceso de paz entre palestinos e israelíes como telón de fondo. Ruibal y Broza ya han colaborado en numerosas ocasiones, pero se trata de un encuentro muy especial, en la misma línea del espectáculo del que Ruibal formó parte un año atrás en el corazón de Palestina. Una vez más, la música sin fronteras y el espíritu tolerante de Ruibal sirve de puente de civilizaciones y abre puertas a la esperanza. El día 15 de mayo, por cierto, Javier cumple 55 años y quizá le dé tiempo a celebrarlo en la Feria de Primavera de su ciudad natal, que comienza mañana.

Aguardan más noticias agradables al inclasificable y prestigioso artista portuense. Al fin se confirma la grabación de su próximo disco, mano a mano con la Orquesta Sinfónica de Córdoba, con motivo del Festival de la Guitarra de la ciudad "lejana y mora". Será otro día 15, en el soleado julio en el Gran Teatro de Córdoba. Javier Ruibal grabará su próximo disco a lo grande, por primera vez con una orquesta sinfónica. El cantautor prepara a conciencia el repertorio y los novedosos arreglos de algunas de sus piezas más queridas por el público. No será un "grandes éxitos" a la antigua usanza con hechuras orquestales, sino un nuevo paso adelante del impar artista portuense, quien precisamente verá cómo el sello 18 Chulos reeditará en breve el disco que supuso el relanzamiento definitivo de su ascendente carrera, Pensión Triana, también registrado en directo, aunque con banda eléctrica, en 1994, junto a músicos de la talla de Chano Domínguez, Antonio Toledo, John Parsons, Jorge Pardo o Tino Di Geraldo.

Un día antes de su esperada actuación, pasará por las tablas el argentino Fito Páez, luego lo hará Paco de Lucía y el 25 del mismo mes de julio cerrará el ciclo el guitarrista Mark Knopfler. Ruibal pasará calor este verano, bromea el cantautor, quien además no se arredra en sus viajes remotos por tierras envueltas en conflictos. "En esos países suelo ser invisible", tercia en relación a Israel o Palestina. Y en el resto del mundo, transparente. Ruibal rematará su ajetreado mes de julio con cuatro días de seminario en el mismo Festival de la Guitarra. Durante cuatro jornadas, impartirá un curso denominado Otra canción, otra guitarra andaluza. La expectación crece en Córdoba.

El disco que obtenga el cantante a resultas de su colaboración extraordinaria con la Orquesta Sinfónica de Córdoba se estrenará en Cádiz el día 25 de noviembre, en el Gran Teatro Falla, con invitados de postín. Y el artista prepara la reedición de Pensión Triana junto al pintor Santos de Veracruz, que se encargará del diseño gráfico. El maestro Ruibal, remasterizado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios