Inaugurada la exposición 'Historias bajo el mar'

  • La muestra estará abierta hasta el 9 de marzo, de martes a domingo, de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas, en el Centro de Arqueología Subacuática, en el Balneario de La Palma.

El viceconsejero de Cultura, José María Rodríguez, ha inaugurado hoy Historias bajo el Mar, una exposición que pretende mostrar las investigaciones y descubrimientos llevados a cabo por los arqueólogos e historiadores del Centro desde que se inauguró hace ya 10 años. Sin embargo, el CAS no sólo ha preparado esta exposición para divulgar su trabajo, sino que su objetivo primero es dar una visión del potencial arqueológico que se localiza bajo las aguas gaditanas y que los ciudadanos aprendan a valorarlo.

Historias bajo el Mar, cuyos comisarios son la directora del CAS, Carmen García Rivera, y el arqueólogo Carlos Alonso Villalobos, se abre al visitante con el dibujo de la planta de un navío de 74 cañones colocado en el suelo. Vitrinas llenas de restos arqueológicos y paneles explicativos completan esta muestra que se divide en tres partes. Un mar de ánforas cuenta historias de naufragios que han podido ser reconstruidas, a falta de otras fuentes de información, a través del análisis arqueológico de los restos materiales conservados bajo el mar. Entre los ejemplos se citan naufragios de época fenicia a árabe. Un pequeño vídeo acompaña además la explicación de un pecio del siglo II a. C. hundido en aguas del Estrecho de Gibraltar a 282 metros de profundidad. Se trata de un navío mercante que iba cargado de salazones pescado y que ha dejado una buena prueba de cómo se comerciaba entonces.

Buceando en los archivos, descubre uno de los secretos mejores guarda-dos del CAS: la rica información custodiada en los archivos del Centro. Esta parte se ilustra con datos sobre los naufragios de los navíos San Francisco Javier, Santa Cruz o América, aunque de momento se desconoce exactamente la ubicación de los pecios. Por último, La historia a fondo, da a conocer a los visitantes las entrañas de los navíos Fougueaux y Bucentaure, hundidos en 1805, y cómo la arqueología es capaz de recuperar incluso con detalles cómo vivían los marineros que perdieron la vida bajo las aguas.

Todos estos paneles quedan complementados con un audiovisual y res-tos encontrados bajo las aguas en las prospecciones realizadas por el CAS: monedas, fragmentos de vajillas, llaves, instrumental médico, hebillas de zapatos y cinturones o fichas de dominó.

El patrimonio, más protegido

El CAS abrió sus puertas en 1997 como un servicio especializado de la Consejería de Cultura, integrado en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Desde ese día ha estado en el Balneario de la Palma. Se le asignaron funciones encaminadas a la investigación, protección, conservación y difusión del patrimonio arqueológico subacuático, así como a la formación de profesio-nales en esta disciplina.

Entonces, se planteó que uno de sus objetivos prioritarios era la protec-ción del patrimonio arqueológico subacuático. Para ello, se realizó un primer diagnóstico de aquello que se quería proteger. Gracias a este estudio, se detectó el escaso nivel de conocimiento que en esos momentos se tenía sobre los yacimientos que se encontraban bajo las aguas andaluzas. Y no se puede proteger aquello que no se conoce.

Los responsables del CAS explican que por ese motivo todos sus esfuer-zos se centraron en la ejecución de un Proyecto de Carta Arqueológica encaminado a la localización, identificación y evaluación de los yacimientos que se localizan en aguas andaluzas, valorando asimismo el riesgo al que están sometidos. Estas actividades han permitido conocer la existencia en aguas andaluzas de 81 yacimientos arqueológicos con una cronología que abarca desde la Protohistoria hasta la Edad Moderna y Contemporánea. “Igualmente tenemos noticias, en base a fuentes orales y documentales, de la posible existencia de aproximadamente 900 yacimientos, la mayor parte de ellos en el Golfo de Cádiz, aún pendientes de una confirmación y documentación arqueológica”, explican fuentes del Centro.

Como resultado de estos trabajos, hoy el CAS cuenta con la información necesaria para cubrir alguno de los objetivos con los que había nacido: establecer mecanismos de protección y conservación del rico patrimonio submarino español.

La exposición Historias bajo el Mar es una forma de dar a conocer este patrimonio y de que los ciudadanos lo valoren. Por eso, como ha dicho hoy el viceconsejero de Cultura, José María Rodríguez, la Consejería de Cultura quiere seguir en esta misma línea y llevar a cabo en un futuro más acciones divulgativas como ésta. “El CAS debe ser un centro mucho más visitado por los ciudadanos”, ha asegurado Rodríguez. “Nos gustaría intensificar esta labor divulgadora. Proteger, estudiar e investigar han sido y seguirán siendo objetivos prioritarios aquí. Pero también queremos que aumente su objetivo difusor, de dar a conocer nuestro patrimonio a los ciudadanos”.

Historias bajo el Mar estará abierta hasta el 9 de marzo, de martes a domingo, de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios