Impresiones del expresionismo de Juan Antonio Lobato en GH40

  • La sala de San Fernando acoge una nueva muestra retrospectiva que incluye unas 30 piezas elaboradas desde 1997 a la actualidad

El expresionismo, esa corriente cultural surgida a principios del XX en Alemania como contrapunto al impresionismo, para resaltar la expresión de los sentimientos sobre la mera impresión objetiva, centra la muestra pictórica que desde hace unos días se expone en la sala de exposiciones GH40.

Expresionismo...¿Qué impresión? es el título de la muestra que protagoniza el artista Juan Antonio Lobato, con una retrospectiva que abarca piezas elaboradas desde 1997 hasta sus últimas creaciones, y con la que pretende que el espectador "diferencie ambos estilos que siempre ha confundido, el impresionismo del expresionismo, porque son estilos vanguardistas que se superponen", asevera.

Con este fin ha aunado una buena representación de su obra expresionista, que abarca desde la expresión puramente abstracta, hasta el expresionismo morfológico en su faceta antropomórfica, "con piezas que recuerdan y evocan a la figura humana", y de las naturalezas muertas, "con objetos inanimados como pueden ser un reloj, una tijera, un ladrillo, que evoque el uso de materiales, de objetos de taller, de manuales de medicina antigua, etc.", explica Juan Antonio Lobato de esta restrospectiva.

"El expresionismo busca transmitir el ritmo de los sentimientos entre el cuadro y el espectador, más que una descripción veraz de la realidad objetiva. Por eso un mismo cuadro suscita diferentes reacciones en distintas personas, a veces inscluso encontradas", explica Lobato, que además incide en este punto diferenciador con la novedosa iniciativa de ofrecer un libro de opinión en el que el visitante "puede dejar su impresión de estas obras con el objetivo de diferenciarlo del impresionismo", explica.

La exposición, que ocupa la sala principal de la espaciosa y diáfana sala de San Fernando, está integrada por unas 30 piezas que incluye sus últimas producciones -algunas de las cuáles pueden verse en las imágenes adjuntas a esta información-, con las que Juan Antonio Lobato enlaza "con el informalismo y Art brut de Bubuffet hasta el Art povera de Tápies". Una selección cuya producción más reciente aporta un mayor colorido, "trabajo el color puro, dejando atrás colores como tierras, grises, blancos y negros", asevera, así como nuevas y sugerentes temáticas entre las que figura su particular homenaje a Chillida.

Es la expresion más subjetiva de todo cuanto le rodea lo que puede verse en GH40, "frente a la plasmación de la realidad". En la que el espectador tiene mucho que decir, que contar, desde la impresión que les produce estas piezas expresionistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios