Ignacio Wert dice que el tesoro del Odyssey no se exhibirá en un único lugar

  • El ministro dice que hay que permitir el acceso al mayor número de españoles · Ayer comenzó el inventariado del botín

El destino final del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes se estudiará después de su traslado a España y no se ubicará en un único lugar, según señaló ayer el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

En respuesta en el pleno del Senado a una pregunta de la senadora socialista Rosa Lucía Polonio sobre la cesión del tesoro, Wert ha explicado que una vez se realice el traslado de todo el material y cuando se establezca un plan de conservación, entonces se tratará el tema de la ubicación.

"No podemos pensar en un destino único", ha afirmado el ministro, que ha precisado que los destinos del tesoro han de "responder a la puesta en valor cultural e histórico de estas colecciones y, por supuesto, permitir el acceso y visita del mayor número de españoles a estos tesoros recuperados".

Desde que estuvo claro que España había ganado la batalla contra la empresa estadounidense Odyssey, comenzaron a escucharse peticiones para la ubicación final de las más de 500.000 monedas de oro y plata recuperadas.

El Ayuntamiento de Cádiz ha solicitado una parte del tesoro para su exposición en la ciudad y su recuperación a través del Centro de Arqueología Subacuática. Asimismo, la Junta de Andalucía también lo ha solicitado para exponerlo en Sevilla, Huelva y Cádiz.

También se ha sumado Montilla (Córdoba), la ciudad natal del general Diego de Alvear y Ponce de León, y Algeciras, la zona con más yacimientos arqueológicos submarinos.

Por su parte la alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro, ha considerado que su ciudad es la más adecuada para acoger los bienes recuperados ya que es la sede del Museo Nacional de Arqueología Subacuática.

Precisamente ayer comenzó la revisión del inventario del tesoro de La Mercedes en Sarasota, costa oeste de Florida, donde los técnicos españoles han comenzado las labores de revisión y preparación de las cerca de 595.000 monedas que forman el tesoro de la fragata.

"Se trata de un trabajo complejo y muy minucioso que tenemos que intentar acabar en tres días", explicó una portavoz del ministerio español de Educación, Cultura y Deportes desplazada a Sarasota junto al equipo de técnicos españoles.

Por ello, a primera hora de la mañana una delegación española acudió a la sede de Numismatic Guaranty Corporation (NGC), la empresa encargada de custodiar el tesoro. Esa delegación estaba integrada, entre otros, por el abogado que ha llevado todo el caso judicial frente a Odyssey, James Goold, y por el agregado cultural de la embajada de España ante Estados Unidos, Guillermo Corral.

Los técnicos españoles, encabezados por la subdirectora del Museo Arqueológico Nacional, Carmen Moreno, y cargados con algunas de las cajas negras en las que se transportará la mercancía, tienen desde hoy tres días para estudiar en qué condiciones se encuentra el tesoro.

La labor de estos expertos en numismática y conservación consiste en contrastar el material del almacén con el inventario y los informes elaborados en su día por Odyssey.

El próximo viernes, día 24, es cuando España se hará por fin con la custodia del mayor tesoro jamás rescatado del fondo del mar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios