Hallan un petroglifo de época fenicia en el Parque de los Alcornocales

  • Su descubridor apuesta por la factura a cargo de los íberos, los pobladores autóctonos Se trata de la única inscripción de estas características de la zona, con paralelismos en Galicia

Comentarios 2

Las actividades marítimas y pesqueras desarrolladas en la zona del Estrecho en época fenicia inspiraron a los íberos. Ellos no escribían, pues la escritura llegó de la mano de los navegantes por excelencia del mediterráneo procedentes de Asidón, los fenicios. Pero estos pobladores autóctonos ya creaban, recogían su cotidianidad y lo trasladaban en este caso a la roca. Así lo defiende el catedrático ya jubilado Miguel Francisco Martín Goerg, un apasionado de la montaña, la prehistoria y la arqueología, que hace poco más de un mes descubrió esta inscripción de 250 cm cuadrados que representa una embarcación.

Durante uno de sus paseos por la zona -en el que se acompañaba de un guardia forestal-, en las estribaciones de la Sierra del Niño (Los Barrios), en pleno Parque de los Alcornocales, observó una roca cubierta de liquen, en la que figuraba un trozo con una marca que pronto supo distinguir. Dilucidó que era una acción antrópica, realizada por la mano del hombre. "Metí la uña y apareció una traza. Lo mojé, pasé la mano y fue apareciendo la estructura del barco cuyos detalles coincidían con el que apareció en la zona de Laja Alta", explica Francisco Martín. El grabado representa concretamente una nave, cuyas características permite confirmar que se trata de un petroglifo con forma de barco y que ha denominado de Bacinete , dada la proximidad del conjunto rupestre con esta nominación enclavado en Los Barrios.

Afirma el exprofesor que por el diseño, estructura y la técnica utilizada en su ejecución data la obra en los inicios del periodo colonial, concretamente en el siglo VIII y VII a. C.

En el informe emitido a este medio señala que "se trata del primer y hasta ahora único grabado de estas características descubierto en la zona del Estrecho, que de inmediato relacionamos con las embarcaciones pintadas en el abrigo gibraltareño de Laja Alta", cuyo estudio ya publicaron en la web Rodin de la UCA. Un trabajo en el que recogen la hipótesis de que estas pinturas constituían "un testimonio de la actividades marítimas y pesqueras desarrolladas en las costas del Estrecho por los pueblos aborígenes y que las embarcaciones allí representadas evidenciaban su origen ibérico".

En este sentido asegura que cuando llegaron los fenicios "había una cultura que se enriqueció, pero ya existía. Se complementaron".

Junto a las de Laja Alta, sólo se han encontrado paralelismos en Galicia, "donde también se localizaron varios grabados en roca, también relacionados con la civilización fenicia, que se destruyeron".

Como peculiaridad de la inscripción localizada en Los Barrios, Miguel Francisco Martín Goerg señala que la persona que lo realizó hace siglos "aprovechó el relieve de la piedra, que da el volumen del casco. Sobre la piedra pudo imaginar el barco y lo remarcó".

Una inscripción cuya técnica y análisis estructural ha sido estudiada en profundidad por el autor. "El procedimiento utilizado es el labrado en la roca y evidencia la lateralización cerebral de su autor", indica en el informe firmado junto a Carolina Martín Arrazola.

Concreta que "la traza que enmarca el contorno de la carena, iniciada muy probablemente mediante una primera serie de percusiones alrededor de una protuberancia en la roca ha sido profundizada aplicando luego un enérgico raspado de intensidad decreciente, ejecutado de derecha a izquierda, como pone de relieve la paulatina disminución de la profundidad del surco". También indica el documento que en que el diseño de la popa, "se ha ejecutado con mayor cuidado" y que justamente por encima del petroglifo han localizado un mortero de molienda que complementa la documentación del conjunto y en cuya factura se han usado las mismas técnicas.

Asegura el investigador que envió con carácter de urgencia este comunicado a la Consejería de Cultura de la Junta sin respuesta alguna, así como a la de Medio Ambiente, con la que gestionó el permiso para emprender estas visitas.

Un hallazgo del que hablará mañana en el Ateneo de Sanlúcar, en un acto que tendrá lugar a las 19.00 horas, en el que contextualizará este hallazgo en el marco de otros descubrimientos similares de Laja Alta, donde existen otros abrigos con pinturas rupestres, y las semejanzas establecidas con los localizados en el norte del país.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios