Hallados cinco cañones del siglo XVIII en las obras de Canalejas

  • El Ayuntamiento habla ya de que las piezas, que irán provisionalmente al Museo, puedan adornar algunas calles

Las obras de ampliación del aparcamiento de Canalejas en Cádiz han permitido descubrir cinco cañones de hierro del siglo XVIII que se encontraban enterrados junto a una de las entradas del subterráneo, en la avenida del Puerto. Uno de los cañones se halló hace diez días, mientras que el resto se encontró en los trabajos arqueológicos realizados en la tarde del jueves, según informaron ayer por separado, en sendas notas de prensa, el Ayuntamiento de la capital y la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía. El hallazgo, según el Ayuntamiento, no debe interferir en los plazos de construcción del aparcamiento.

Los arqueólogos, en un primer estudio, han comprobado que los cañones, asociados a las murallas defensivas de Cádiz, miden entre dos metros y medio y tres metros. Estaban situados a dos metros de profundidad.

Explica Cultura en su nota que la "clara fisonomía" de las piezas ha permitido averiguar con rapidez que se trataba de cañones del siglo XVIII: "La datación cronológica cambia según los aspectos formales que presente: cascabeles, el calibre, los refuerzos, la medida interna de la boca o la posición de los muñones".

La nota del Ayuntamiento, por su parte, explica también que los cañones se encuentran en buen estado de conservación: "Se procederá a su restauración mediante una limpieza consistente en la retirada de la capa de óxido mediante un proceso de decapado".

Ambos organismos públicos coinciden en que los cañones formaban parte de la muralla defensiva de la ciudad, que en esta zona no se conserva porque fue derribada en 1906. Sí señala el Ayuntamiento, que no descarta que aparezcan más piezas en los próximos días, que uno de los cinco cañones apareció "desprovisto del cascabel" y otro "con el cascabel deteriorado", lo que demuestra que ya estaban en desuso en su época: "Este conjunto de cañones tendría una función defensiva en su día, pero al quedar en desuso, probablemente fueron depositados en el lugar encontrado".

También Cultura y Ayuntamiento señalan en sus notas de prensa que los arqueólogos estudiarán en los próximos días más en profundidad los cañones para luego decidir su ubicación definitiva. Cultura, el organismo al que la ley otorga las competencias en materia de arqueología, dice que las piezas serán llevadas al Museo de Cádiz, en la plaza de Mina, donde quedarán provisionalmente hasta que se decida su ubicación. Pero el Ayuntamiento ya expresa sus deseos: "Los responsables municipales barajan la posibilidad de destinarlo a un uso artístico-ornamental en algún espacio público de la ciudad".

Dos concejales, José Blas Fernández y Antonio Castillo, visitaron ayer las obras, donde la arqueóloga responsable de la excavación -contratada por el promotor, una empresa privada- les explicó el hallazgo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios