Grazalema. Pasión por el arte

Comentarios 2

Asisto todos los años a unos pocos de certámenes de lo que dicen en llamar pintura al aire libre; un premio que consiste en un día de trabajo sobre una determinada situación, normalmente el paisaje de la población convocante, donde una serie de pintores se esfuerzan denodadamente por trasladar a los soportes durante unas pocas de horas su realidad como artistas. Existen muchos de estos premios a lo largo de la provincia y, también, existe una auténtica profesión de autores -casi una familia, más o menos tan bien avenida como una familia - que van en pseudoperegrinación a los pueblos y ciudades donde tiene lugar estos particulares certámenes. La verdad es que me gusta la experiencia, me lo paso bien y veo, muy de primera mano, buena pintura salida de muchos buenos pintores, algunos artistas de mucha trascendencia artística. Son gente que saben lo que hacen y que, en su mayoría, actúan con verdadera profesionalidad, sabiendo actuar y ofreciendo ejercicio de buena intencionalidad pictórica.

El sábado pasado estuve en la cuarta edición del premio de Grazalema. La bella población serrana, cuya alcaldesa, María José Lara, tiene muchas inquietudes culturales y ha sabido rodearse de una muy buena técnica -Ana Zapata-, que atrae a muchos de estos artistas a uno de los premios más consolidados de la provincia. Además su espléndido entorno y sus magníficos parajes posibilitan encuadres que los artistas saben acondicionar en unas obras que, debo decir, ofrecían una calidad artística con muy alto nivel.

He disfrutado con el desarrollo del certamen que ha posibilitado el feliz encuentro con unas obras muy bien condicionadas y puestas en pie en poco tiempo y con una gran solvencia pictórica. Además se ha podido observar muchas obras con especialísimos encuadres, incluso, apartándose de los habituales espacios paisajísticos y posibilitando atractivos discursos llenos de intensidad y carácter; algo que se ha puesto en evidencia en obras protagonizadas por los feos mascarones de una fuente pública, por la tapa de una alcantarilla o por las ovejas de un rebaño pastando en el entorno.

El casi centenar de artistas han presentado obras de apreciable entidad artística, que dicen muy a las claras del interés del certamen en los ambientes pictóricos; obras que plantean muchas y variadas situaciones y que desentrañan episodios de buen hacer creativo. El palmarés de esta edición ha sido el siguiente: Premio al artista local: Quino Román, así como Femín García Villaescusa ( Primer Premio), Inmaculada Naranjo (Segundo), Beatriz Cañete ( tercero ) y Jaime Jurado ( cuarto).

Una vez más se puede decir que Grazalema bien vale una visita.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios