Galloso retrasa su decisión sobre su retorno a los ruedos en activo

  • El matador de toros portuense, que será el director de la nueva escuela taurina de El Puerto de Santa María, suma un invierno más de intenso toreo campero

Comentarios 1

Si no fuera porque es un habitual de las faenas camperas de invierno, a pesar de que está retirado, se pensaría que José Luis Galloso está entrenando a tope para reaparecer.

Pero eso no es síntoma de nada: el matador portuense siempre cumple inviernos de intensa presencia en el campo, primero porque es un maestro en las faenas camperas -uno de los mejores- y muchos ganaderos cuentan con el para los tentaderos de vacas y machos. En segundo lugar porque hasta cuando ni se planteaba volver a vestirse de luces, con sus pupilos como Dávila Miura u Octavio Chacón, entrenaba también intensamente.

"Y porque el campo me da vida" añade el inventor de la gallosina, un lance que tal vez podamos volver a ver sobre la arena portuense y es que en este invierno se habla mucho del posible retorno a los ruedos. El matador no lo niega pero todavía no quiere decir ni que sí ni que no: "ya se sabrá lo que sea, en cuanto me de la respuesta a mi mismo".

Galloso reflexiona en un año en que, vuelva o no a los toros, va a ser muy positivo e inolvidable ya que adelantó el alcalde de El Puerto que se va a rotular una calle con el nombre de José Luis Galloso muy cerca de la plaza de toros y que falta muy poco para que arranque la escuela taurina de El Puerto que va a ser dirigida por el propio Galloso.

"En eso de la escuela estamos -dice el torero- lo importante es que la criatura arranque, que nazca, que luego vamos a luchar entre todos para sacarla adelante".

Vemos como José Luis Galloso tienta con su impecable maestría en la placita de "Puerto Acebuche", finca a la que acude con muchísima frecuencia en sintonía con el ganadero José Luis González San Román Osborne y compartiendo faena con José Manuel Berciano o El Yiyo. El veterano maestro se arrima y cobra un golpe seco en el muslo, pero como si nada, más que pasar de muleta con la izquierda a la vaca dibuja la caligrafía del natural.

Día gris de invierno en el campo, día sordo que dicen los toreros y la misma pregunta para el matador: ¿Si vuelve...? "Ya hablaremos cuando lo decida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios