Galán Urréjola propone un viaje del sur al norte en la Galería Benot

  • El pintor realiza en 'Cádiz-Madrid-Londres' un recorrido por tres ciudades con las que guarda un especial vínculo sentimental · El agua y lo urbano serán los elementos protagonistas de su próximo proyecto

Comentarios 1

Hubiera sido feliz -comenta Galán Urréjola en el libro De la pintura y otras pasiones- pintando el Los Ángeles futurista y terminal que aparecía en Blade Runner. Y no hace falta que lo diga: es una realidad que se descubre observando sus trabajos urbanos, la mirada umbría y acuícola, de grises y resplandores desparramados con la que nos suele presentar las ciudades que ama. En esta ocasión, como muchas veces antes, en la Galería Benot, en un paseo que incluye Cádiz, Madrid y Londres y que da título a su última muestra.

Un proyecto que, en principio, se pensó para ser expuesto en Madrid y que incluía sólo a las dos capitales: "Londres me gusta mucho -explica Ricardo Galán Urréjola-, y Madrid es una ciudad que ya he pintado varias veces, y veía acertada una comparación estética y conceptual entre ambas. Pero luego pensé que sería interesante incluir también a Cádiz, que es mi ciudad de origen, y proponer un viaje del sur al norte con tres ambientes muy diferentes, con distintas atmósferas y colores".

Una propuesta que repasa, a lo largo de veintitrés obras, tres ciudades con vinculación sentimental con el autor y entre las que Galán Urréjola propone descubrir "qué tienen en común y dónde están las diferencias. Para mí, desde luego, ha sido un trabajo apasionante y divertido".

Cádiz-Madrid-Londres se ha ido gestando a lo largo de dos años: "Podemos decir que, de cada una de estas ciudades, he ido tomando algo -continúa el autor-. De Cádiz, o más bien, de toda la zona de la Bahía, mantengo el sentimiento de origen. Madrid es la ciudad que, para mí, evoca la luz de Castilla, el sol poderoso. Y Londres es el gran referente de la atmósfera umbría, húmeda".

De la pintura y otras pasiones, el libro de José Manuel Bravo que nos acerca al trabajo de Galán Urréjola, se elaboró, precisamente, en el ambiente brumoso de la capital inglesa. "Es inevitable pensar en Turner cuando uno pasea por el Támesis", dice. Y es inevitable, también, pensar en el maestro inglés ante las creaciones de Ricardo Galán Urréjola, una influencia que el artista define como "importantísima" en toda pintura.

Si hay, como se dice, un paisaje primigenio en todo pintor que éste va repitiendo una y otra vez en sus obras, en el caso de Galán Urréjola ese paisaje es, inevitablemente, urbano. Y, al menos por ahora, lo va a seguir siendo: "Tengo la intención de seguir abordando ciudades de Europa al igual que he hecho con estas tres", explica. De seguro, en la lista se incluirá Amsterdam, lugar que también conoce y con el que también guarda relación. "Todas ellas -Amsterdam, Londres, Cádiz, Venecia...- son ciudades que tienen en el agua su principal referencia y razón de ser".

No obstante, y de forma paralela a esta idea, Ricardo Galán Urréjola contempla cambiar de registro y desarrollar el paisajismo natural: "En enero, tengo previsto perderme unos meses en el bosque de Los Alcornocales -comenta-. Pintarlo no desde fuera, sino desde dentro, que es un trabajo que creo que no se ha hecho hasta ahora y me apetece mucho. Una idea que se fue forjando de tanto andar por la sierra, en mis escapadas de moto, y que me atrae probar, desarrollar toda una nueva serie de cuadros de paisajes naturales... Tal vez, incluso de paisajes dentro del bosque nocturno. Quién sabe... porque uno empieza con una idea y después vas descubriendo cosas nuevas. Lo importante es no aburrirse".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios