Fotografía sostenida y argumentada

  • El Castillo de Santa Catalina acoge la muestra 'La imagen sustentada', de Carmelo Trenado La entrada a la fortaleza es todavía gratuita

Hay fotografías que cuentan historias. Otras que las sostienen hasta el punto de argumentarlas. Así surge la muestra que el artista granadino Carmelo Trenado presentó ayer en el Castillo de Santa Catalina, La imagen sustentada.

Numerosas vivencias y situaciones confluyen en un trabajo que no se debe a la técnica, sino al propósito de su artífice. "No me conformo con la imagen técnicamente perfecta y estéticamente conseguida y bella, porque quiero argumentar situaciones", dice Trenado de su proyecto.

Cada instantánea se plantea así a modo de fotograma del que brotan historias. Imágenes que ilustran situaciones vividas por el autor, a modo de secuencias fotográficas, de polípticos de los que brotan estas historias. Auténticas narraciones visuales de situaciones humanas que hablan de huídas y vías de escape, de formas de vida y de conmovedoras situaciones rescatadas de varios puntos del planeta, de sus viajes constantes, entre cuyos destinos figuran Marruecos, Cabo Norte y otras escapadas, al Círculo Polar o Argelia. "Es mi realidad. Porque todo creador cuando actúa está interviniendo y actuando en la realidad. Son las historias que me interesan contar porque me conmueven, porque para mí la belleza se sitúa ante todo en lo conmovedor".

Para ello se nutre de una gran carga simbólica, con el uso de puertas y ventanas que invitan a marcharse, a soñar o a quedarse. De espacios desoladores pero de gran potencia visual; de fuerzas contrarias que se atraen o, en definitiva, de las capas más profundas de una misma realidad.

De forma paralela, la galería Benot inaugurará en los próximos días la continuación pictórica de esta iniciativa que concibe de forma casi indisoluble. "No se entiende una muestra sin la otra". "En mis últimas exposiciones -añade- se percibe la concepción del espacio en pintura igual que en fotografía. Son como secuencias, aúno viñetas, pero desde procesos distintos", explica de dos exposiciones cuya diferencia estriba en los códigos del lenguaje, "aunque la cabeza pensante es la misma". Un proceso que extrapoló posteriormente a la fotografía, cuya pasión le llegó de su época universitaria en Atapuerca, "cuando mi compañera Cristina García Rodero nos metió a los íntimos en esto de la fotografía", comenta.

Las fotografías de mediano y gran formato que presenta en Santa Catalina -cuya entrada es todavía gratuita- se hilvanan entre textos de María Caro, Emilio-Luís Fernández y Úrsula Tutosaus, que también se recogerán en el catalogo que se editará de la muestra fotográfica de Carmelo Trenado.

Castillo de Santa Catalina Fotografía Puede verse hasta el 30 de junio. De lunes a domingo de 10.00 a 19.45 horas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios