Forges recibe el premio Emilio Castelar con un rotundo "¡Viva la Pepa!"

  • El humorista gráfico recoge la distinción en la clausura del seminario de retórica que lleva el nombre del político gaditano · El periodista Manuel Campo Vidal, galardonado en la nueva edición

"Se necesitan clientes: no hace falta experiencia". Este cartel colocado en un bar de Cádiz, y conocido ya en España gracias a la rápida difusión que permiten las nuevas tecnologías, sirvió ayer al dibujante Antonio Fraguas, Forges, de enganche para resaltar la eficacia comunicativa de esta ciudad y agradecer, de paso, la concesión del premio que recogió en la capital: la distinción Emilio Castelar, dedicada precisamente a la eficacia comunicativa. El humorista gráfico acabó su discurso con un rotundo "¡Viva la Pepa!".

La clausura del duodécimo seminario de retórica Emilio Castelar se celebró ayer noche en el salón de plenos del Ayuntamiento, bajo la presidencia de la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez. El catedrático de Literatura de la Universidad de Cádiz José Antonio Hernández Guerrero, coordinador de este tradicional encuentro en torno al lenguaje y sus formas, fue el encargado de realizar la semblanza del premiado, de quien destacó su "eficaz elocuencia, su agudeza de análisis crítico, su habilidad para explicar los principios democráticos y para transmitir los valores morales".

El profesor Hernández Guerrero recordó la trayectoria profesional del humorista gráfico, desde sus películas en el cine, sus colaboraciones radiofónicas y, por su puesto, sus chistes, "su arte mayor" en el que ha creado personajes con los que ha sido capaz de definir "los perfiles de la España contemporánea".

Forges, según José Antonio Hernández, acerca con sus viñetas la realidad del país o del mundo -"Y no te olvides de Haití"-, pero "no lo hace de una forma frívola como una manera de evadirse de los problemas, lo hace de una forma amable, delicada. Su humor lúcido provoca sonrisa, emoción y sentido de la responsabilidad", dijo Hernández Guerrero para referirse igualmente a la ética y a la solidaridad del artista, de quien también resaltó su "agudeza para captar el fondo de los problemas".

"Después de estas palabras, no creo que sea capaz de hacer el chiste de mañana", dijo Forges al hacer uso de la palabra tras recibir la distinción Emilio Castelar a la eficacia comunicativa de manos de Teófila Martínez. Antonio Fraguas, en un breve discurso, se refirió a su condición de artista para huir de cualquier tipo de individualidad y reivindicar la colectividad del arte: "Encima de todos los seres humanos hay una nube donde habita el arte. Los artistas sólo tenemos una mano que sube a la nube, coge un trocito y se lo enseña a la gente. Cuando se ha dejado el trocito de la nube, ya somos iguales a todas las personas. Porque ya no es mío, pasa a ser de la colectividad".

Forges reconoció que la eficacia comunicativa en el humor gráfico es "fácil" y recordó el cartel de un bar de Cádiz que decía: "Se necesitan clientes: no hace falta experiencia". Con su ejemplo alabó a la ciudad y a su facilidad de reírse de los problemas. "Cádiz, desde la más remota antigüedad, se ha significado por muchas cosas, la mayoría de ellas buenas, como la eficacia comunicativa del siglo XIX, y de 1812, que no se ha dado nunca más. ¡Viva la Pepa!", concluyó rotundo El dibujante.

También en el acto de clausura del seminario, donde Hernández Guerrero expuso las conclusiones de las jornadas, se dieron a conocer los ganadores de la nueva edición de los premios Emilio Castelar y Eduardo Benot. Así, por su eficacia comunicativa ha sido premiado el periodista Manuel Campo Vidal, "por su permanente esfuerzo por elevar el nivel técnico del lenguaje periodístico televisivo", y por su elocuencia retórica el profesor de la Universidad Complutense Antonio García Berrio. Las distinciones Eduardo Benot han sido para Isabel Paraíso Almansa, de la Universidad de Valladolid, y Esteban Torre Serrano, de la de Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios