Finaliza la exhumación de los restos del poeta Pablo Neruda

La exhumación que determinará si el poeta Pablo Neruda fue asesinado concluyó ayer en la localidad costera de Isla Negra, según confirmaron el juez Mario Carroza, que investiga el caso, y el jefe de los peritos a cargo de la diligencia. Los restos del premio Nobel de Literatura descansaban en una urna junto a la que fue su tercera esposa, Matilde Urrutia.

La exhumación duró apenas una hora gracias a que el tiempo y las condiciones en que se llevaron a cabo los trabajos fueron mejores de lo que se esperaba, y el acceso fue expedito, toda vez que el féretro de Neruda estaba separado del de Matilde Urrutia. Tras la rotura de la urna y el análisis con rayos equis, los restos fueron enviados a la sede en Santiago del Servicio Médico Legal (SML). Fuentes del organismo han señalado que los análisis podrían durar unos tres meses, considerando que algunas muestras podrían ser enviadas al extranjero para su análisis.

El director del SML, Patricio Bustos, señaló además que lo más importante en los análisis será encontrar la presencia de tóxicos, advirtiendo que "no hemos contado con fichas clínicas o biopsias que podrían haber ayudado a avanzar en el ámbito pericial y judicial".

La diligencia fue ordenada por el juez Carroza en el marco de una querella presentada en mayo de 2011 para esclarecer si el poeta murió a causa de un cáncer o asesinado con una inyección letal.

La querella la presentó el Partido Comunista (PC) de Chile, por medio del abogado Eduardo Contreras, después que el antiguo chófer de Neruda, Manuel Araya, asegurase en una entrevista que el ganador del Premio Nobel de Literatura en 1971 había sido asesinado por agentes de la dictadura de Augusto Pinochet.

Neruda (1904-1973) murió en una clínica de Santiago el 23 de septiembre de 1973, días después del golpe militar que encabezó Augusto Pinochet para derrocar al presidente Salvador Allende.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios