alcances

Final de partida

España, 2011. Director: José Antonio Quirós.

A veces en la creación -y otras muchas disciplinas- se producen situaciones dignas de Pirandello. Es decir, son los personajes, las ideas, los temas o las situaciones quienes buscan al creador y no al revés. De esta manera, la nostalgia de un taxista por un amor residente en Rumanía inspiró al realizador no sólo un punto de partida de filmación con su propuesta de ir a buscarla, sino el principio de una trilogía protagonizada por la soledad.

En el planteamiento general, aunque hay secuencias que miran directamente a la cámara, rápidamente se olvida su presencia y la mayor parte del tiempo el espectador se siente pasajero de ese angosto espacio del taxi pero que puede engendrar un microcosmos. De alguna manera se sigue la línea de una buddy movie con tintes de novela picaresca donde el protagonista y su fiel amigo, como un Don Quijote y su escudero que hubieran invertido sus papeles, recorren una Europa que se presenta fría, triste, desolada, aunque con destellos de un antiguo esplendor.

La presencia de las mujeres es constante a través de no sólo de la meta del viaje, sino mediante la conversación, el teléfono y la sugerente voz del GPS, casi un personaje más dentro de este universo masculino que parece girar en torno a un determinado concepto del eterno femenino. Pero lo que se espera como gran peripecia se resuelve en decepción, quizás porque el cine nos ha hecho mucho daño y resulta difícil encarar la realidad. Sin embargo, se sucede un prolongado epílogo de mayor dinamismo, donde llegamos a conocer en profundidad al personaje sobre el que se centra el documental, que en todo su desarrollo se descubre de manera sincera, políticamente incorrecta pero generosa a un tiempo. Incluso aunque nos muestre una actitud, una forma de pensamiento, una filosofía o un estilo de vida que resulta chocante y ya creíamos erradicado, pero que sigue existiendo y quizás durante mucho tiempo, por más campañas que se organicen y leyes que se aprueben.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios