Fiesta creativa en el Mentidero

  • El arte, la música y el circo se dieron cita ayer por la tarde en la céntrica plaza gaditana, en la inauguración de la sede definitiva del Proyecto Lunar en Cádiz

Comentarios 2

Unos globos blancos presagiaban fiesta ayer en la plaza del Mentidero. A las siete de la tarde, se inauguraba la sede definitiva del Proyecto Lunar en Cádiz, una iniciativa de apoyo integral a la industria creativo cultural andaluza, impulsada por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía. Por este motivo, hubo espectáculo circense, musical y artístico.

El local, situado en el número 2 de la céntrica plaza gaditana, estaba diáfano. La colocación del mobiliario estaba esperando a que pasara la fiesta de inauguración. El único adorno eran los cuadros y las chucherías que componen la exposición Ñam Ñam, come por los ojos, de Susana Ginesta. Los miembros de Proyecto Lunar invitaban a los asistentes a probar los dulces que decoraban las paredes, aunque algunos ya se habían adelantado.

La directora general de Economía Social y Emprendedores de la Junta de Andalucía, Ana Barbeito, junto con la delegada provincial de Innovación, Ciencia y Empresa en Cádiz, Angelines Ortiz, fueron las encargadas de inaugurar la sede gaditana de Proyecto Lunar. En el acto estuvieron presentes algunos concejales del Ayuntamiento de la ciudad, además de la vicerrectora de Extensión Universitaria de la Universidad de Cádiz, Marieta Cantos.

El Proyecto Lunar nació en Andalucía hace dos años y, según Ana Barbeito, desde su implantación en la provincia de Cádiz el pasado 15 de noviembre, se han adherido 103 proyectos a esta iniciativa y se han creado diez empresas, "sobre todo en audiovisuales, escénica y visuales. Pero pienso que, dentro de los 18 subsectores de actividad que tiene la posibilidad de industria creativo cultural, van a seguir aflorando". Barbeito señaló que la sede que se inauguró ayer "es un espacio que puede servir de encuentro y referente, que, además, luego se combina con otros servicios y dispositivos que posee la Consejería". En el local trabajarán una decena de profesionales, dirigidos por Inmaculada Jiménez.

En la puerta del local, folletos y pegatinas llenaban una mesa con el eslogan de la iniciativa: Yo creo, yo como. Porque, según indica su publicidad, "los creadores podemos comer de nuestras creaciones".

Mientras hablaba la directora general de Economía Social y Emprendedores de la Junta, llegaba un pasacalle de la empresa Animarte, que representó un espectáculo circense en plena plaza del Mentidero. Después, dentro de la sede, Willy Sánchez de Cos interpretó en un órgano algunas piezas "cortas y sencillas", la mayoría de ellas compuestas expresamente por él para el acto de ayer.

La fiesta -ya de carácter privado- se trasladó después al Baluarte de la Candelaria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios