El Festival de Sitges arranca con el thriller psicológico 'El cuerpo'

  • La cinta está interpretada por los actores José Coronado, Belén Rueda y Hugo Silva

El cineasta Oriol Paulo abrió ayer la 45 edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges con El cuerpo, un thriller psicológico de corte clásico construido a partir de sólidos personajes interpretados por José Coronado, Belén Rueda y Hugo Silva.

La película, que ha gustado a la prensa destacada en el festival, pretende abrir una brecha en el cine de género español, que en los últimos años se ha inclinado mayoritariamente por el cine de terror y en este caso brinda al espectador "un clásico de Hitchcock en 2012, pura investigación que busca la implicación del espectador", subrayó el productor Joaquín Padró.

El punto de partida de El cuerpo, que se rodó durante nueve semanas en el Parque Audiovisual de Terrassa y en localizaciones de Barcelona, es la desaparición de la morgue del cadáver de una mujer (Belén Rueda), y a partir de aquí comienza la investigación de un policía (José Coronado) y del viudo de la mujer (Hugo Silva).

José Coronado ha confesado que le encanta interpretar policías, más de veinte en su carrera, y ha recordado: "Desde que empecé como actor uno de mis referentes era Robert de Niro, porque siempre que miraba sus películas veía a sus personajes y no al actor".

Con un aspecto de ensimismado profesor universitario, Coronado señala que la caracterización le ayuda a meterse más en el personaje, que en este caso define como "un hombre gris, que está muerto en vida por algo que le pasó en su pasado, un animal herido, inteligente y cínico".

Si Santos Trinidad (No habrá paz para los malvados) era claramente un policía decadente que se paseaba por el lado oscuro, una "bestia humana", el inspector Jaime Peña al que da vida en El cuerpo "tiene las dos caras, la del bueno y la del malo, es un hombre atormentado, amargado, cuya meta es levantar el ancla para seguir navegando".

Belén Rueda, que repite por tercera vez en el debut de Sitges (antes fueron El orfanato y Los ojos de Julia), califica la presente película de "muy diferente, porque el personaje tiene un recorrido distinto, y si en las otras sufría, en esta soy yo la que hago sufrir".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios