El Festival Cádiz en Danza vuelve a recalar en la Catedral

  • La séptima edición del certamen de danza contemporánea encara el fin de semana con nuevos espectáculos

El festival Cádiz en Danza encara el fin de semana con una jornada que lo devuelve a la plaza de la Catedral, marco donde se desarrolló la jornada inaugural. El certamen de danza contemporánea se traslada, esta vez, al patio de la residencia de la Universidad de Cádiz con uno de los espectáculos participantes en una cita que también pasará por el Castillo de Santa Catalina, la Sala Central Lechera y el Gran Teatro Falla.

El día arranca con un montaje destinado a los más pequeños. Así, la Sala Central Lechera acogerá, a las once y a las doce de la mañana, a un grupo de bebés (hasta tres años) en un espectáculo concertado con guarderías. Serán los intérpretes de la compañía sevillana Plan B los encargados de introducir a los niños en un mundo de fantasía, donde los protagonistas serán el ritmo y el movimiento corporal con Molto Vivace.

El público general tendrá que esperar a las seis de la tarde para iniciar su periplo por la oferta del festival. Los aficionados se trasladarán, entonces, al patio de la residencia de la Universidad, en la plaza de la Catedral, para disfrutar del hip hop de la compañía francesa Black Blanc Beur, que pondrán en escena BGirls Show, una pieza que se inspira en fragmentos y encadenamientos de varios espectáculos de la compañía, que finalizará con un freestyle.

Una hora y media después en el Castillo de Santa Catalina, la compañía de danza sevillana de Manuela Nogales presentará al público La huella intermitente, un ensamblaje entre arte escénico y plástico que propicia un territorio de permeabilidad donde los límites se diluyen y los conceptos se desterritorializan.

La jornada culminará en el Gran Teatro Falla, a las nueve de la noche, con la compañía finlandesa de Susana Leinonen que ejecutará No One, just your Friend y Trickle, Green Oak

Trickle, Green Oak es un trabajo para cuatro bailarines, un austero y extraño punto de vista sobre el mundo místico. El lenguaje del movimiento proviene del conflicto entre la fuerza del cuerpo y su vulnerabilidad.

Sin embargo, No One, Just Your Friend encuentra su forma en las noches de insomnio de la coreógrafa. Con este trabajo, Leinonen explora la vida y sus emociones sin omitir el lado más oscuro del ser humano. El lenguaje del movimiento va desde una fase monitorizada hasta otra más refinada y dinámica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios