Los Ferrari toman la ciudad

  • Cerca de medio centenar de vehículos del 'cavallino' se dieron cita en el colegio de San Felipe Neri

Un Ferrari GTB 599 Fiorano vale 300.000 euros. Es el último modelo de la marca exclusiva de Maranello y cuenta con un motor de 6.000 centímetros cúbicos llegando hasta los 620 caballos. A ello se le une una estampa impresionante que ayer se pudo contemplar en el patio del colegio de San Felipe Neri. Y junto al Ferrari GTB 599 Fiorano había otros 45 modelos que habían sido reunidos para una causa benéfica, la de recaudar fondos para asociaciones que trabajan con niños afectados por cáncer en la provincia de Cádiz y con sida.

Los coches vinieron desde todos los puntos de España y llegaron en caravana hasta San Felipe Neri ante unos gaditanos que estaban impresionados ante tanto despliegue. Abriendo el cortejo se encontraban medio centenar de Ducati.

Los coches ocuparon el patio del colegio y el público fue llegando paulatinamente durante toda la mañana para poder ver la mayor concentración de Ferrari que se ha producido en Andalucía. El culpable de todo ello es el joven gaditano Enrique Ramallo, relaciones públicas del Ferrari's Owners de Andalucía (Club de Propietarios).

Ramallo se encontraba muy satisfecho por el poder de convocatoria que había tenido la cita enter los propietarios de estos coches de lujo y también por la presencia de público en San Felipe. Ramallo aseguraba que ayer en el colegio marianista podría haber en torno a diez millones de euros en coches.

Los había de todos los colores, grises, amarillos, negros, pero el que predominaba por encima de todo era el rojo, el que identifica a la marca del cavallino.

Los visitantes no dejaron de hacerse fotos junto a los coches y los más afortunados que ganaron algunos de los sorteos que se efectuaron, se montaron como copilotos en el recorrido que se llevó a cabo posteriormente por la ciudad.

A pesar de que hacía algo de frío, algunos de los Ferrari llegaron descubiertos sin capota. Una de las acompañantes en uno de los coches le decía a la otra que habían venido cubiertos por la temperatura. La primera le dijo de manera muy clara que había cogido el abrigo porque "si quieres presumir, hay que sufrir".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios