Fernando VII pone punto y final al proyecto de '12 del Doce' en tebeo

  • Finaliza la colección de Diputación sobre el Bicentenario · Se presenta también el libro coral sobre 'Ocio y vida doméstica en el Cádiz de las Cortes'

No podía ser de otra forma. Fernando VII, el 'Deseado' primero y el 'Felón' después, ha puesto punto y final a la colección 'Doce del 12', una original apuesta de la Diputación Provincial para celebrar el bicentenario de la Constitución de 1812, que hace dos siglos defendió la figura del Borbón que no tardaría en ser su verdugo.

Una veintena de páginas, ilustradas por Aureo Lorenzo y escritas por Rafael Marín, que borda aquí el mejor guión de toda la colección, sirven para realizar un retrato ágil de la personalidad del polémico y oscuro monarca. Un retrato que cierra la colección iniciada hace tres años por la Diputación y que ayer se presentó, como no podía ser de otra forma, en el Oratorio de San Felipe Neri.

La colección se cierra con éxito, dada su evidente calidad, y con no pocos problemas de última hora ya que la crisis económica que también atenaza a las administraciones públicas provocó la paralización de la obra, hasta el punto que, reactivada ya, ha visto como con apenas unas semanas de diferencia se han publicado los tres últimos números.

El proyecto ha estado dirigido por Ricardo Olivera, Fritz, que se ha encargado de la complicada misión de localizar a dibujantes dispuestos a participar en la colección, especialmente eligiendo nombres de la tierra. Sólo ha habido un autor repetido número tras número: Mel, cuyas tiras han cerrado cada ejemplar.

De los guiones se ha encargado el escritor y profesor Rafael Marín que en este último número deja escrito los objetivos que se marcaron los promotores de la idea: "Quisimos siempre hacer tebeos modernos. Tebeos que, antes que vehículos para la propaganda o la didáctica de la historia, fueran tebeos de hoy para los lectores de hoy. En ningún momento se quiso hacer tebeos históricos como habíamos leído y sufrido desde siempre: páginas y más páginas posando y textos al pie explicando los pormenores de la historia. Queríamos historias donde los personajes fueran identificables, cercanos, populares". Y, con mucho esfuerzo y años de preparación, lo consiguieron. Todo ello con el apoyo literario de José Joaquín Rodríguez Moreno, asesor histórico de la colección que en cada número ha publicado un artículo que situaba al lector en el contexto de la época.

En el mismo acto celebrado ayer en el Oratorio se presentó el libro 'Ocio y Vida Doméstica en el Cádiz de Las Cortes', dentro de la colección Bicentenario, Cádiz 1812 del Servicio de Publicaciones de la Diputación.

Este trabajo, novedoso pues la amplia bibliografía relacionada con el Doce que se ha ido publicando en los últimos meses se ha centrado sobre todo en cuestiones políticas, ha estado dirigido por el catedrático de la UCA Alberto Ramos Santana, autor de numerosos trabajos sobre este periodo de la historia de Cádiz.

Entre los especialistas que han participado en el proyecto se encuentra Manuel Ruiz Torres, escritor y gastrónomo, que reconoce que el análisis realizado en este trabajo "era un tipo de estudio que faltaba", pues junto a la alimentación se reflexiona también sobre todos los aspectos de la vida doméstica. Estudio que, en todo caso, considera que no se agota con lo ahora publicado.

Teniendo en cuenta el importante porcentaje de población extranjera residente en esa época en Cádiz, Manuel Ruiz destaca "la existencia de intercambios de productos, ideas y recetas", que llegaban tanto a bordo de los barcos que amarraban en el puerto de la ciudad como a través de los genoveses, ingleses, holandeses... que residían en la ciudad. Todo ello posibilitó "una sociedad abierta a nuevas ideas que (pasado este periodo tan convulso) ha permanecido largo tiempo en la idiosincrasia de los gaditanos, fundamentalmente por su conexión con la vida portuaria".

Otro de los aspectos que evidencia también Manuel Ruiz Torres en el capítulo por él escrito en este trabajo coral es el nacimiento en Cádiz "de la cocina de mercado, la cocina económica", impulsada por una potente burguesía "que critica el despilfarro en la alimentación, tanto de dinero como de productos. Se busca una simplificación que hoy se mantiene", en la nueva cocina.

En la presentación de ambas obras estuvo presente la vicepresidenta primera de la Diputación Provincial, Mercedes Colombo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios