Fallece a los 83 años la cantaora sevillana Pepa de Utrera

  • La intérprete desarrolló un estilo muy parecido al de La Perla de Cádiz

La cantaora sevillana Josefa Loreto Peña, conocida como Pepa de Utrera, falleció el pasado domingo a la edad de 83 años en su localidad natal, tras una larga enfermedad. La artista, que sufría de Alzheimer, era nieta del mítico 'Pinini', fundador de una prolífica dinastía flamenca enraizada en la comarca de Utrera, Lebrija y Jerez e hija de un bailaor jerezano, José Loreto Reyes 'El Feongo'.

Nacida el 1 de mayo de 1926, Josefa Loreto Peña se inició en el cante siendo una niña. A mediados de los años 50 debutó como cantaora en el famoso tablao Cortijo del Guajiro de Sevilla. Tras un breve paso por salas de Madrid y Barcelona, interviene en el espectáculo Salero de España de Concha Piquer. En 1959 es galardonada en el II Concurso Nacional de Cante Jondo de Córdoba en la modalidad de tientos y bulerías, compartiendo el segundo premio con La Perla de Cádiz, genial artista muy afín a su estilo.

Durante la década de los 60 se traslada a Madrid y su nombre se anuncia en los más prestigiosos tablaos de la capital de España. Pese a su indiscutible condición de cantaora clásica, muchos consideran a Pepa de Utrera como una de las pioneras de la rumba flamenca, siendo sus mayores éxitos las versiones que hizo de las canciones Viajera, de los maestros Morcillo y García del Val, y del famoso Soy rebelde de Jeanette.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios