Fallece Maria Schneider, el mito de 'El último tango en París'

  • La película de Bertolucci fue el preludio de una carrera junto a otros grandes de la gran pantalla

La intérprete francesa Maria Schneider, que falleció ayer a los 58 años víctima de un cáncer, fue considerada como una actriz maldita que pasará a la historia por haber dado la réplica a Marlon Brando en El último tango en París.

Aquel papel, que interpretó con 19 años bajo las órdenes de Bernardo Bertolucci, fue el preludio de una carrera en la que se ilustró junto a otros grandes de la gran pantalla, como Antonioni, Rivette, de Chabrol o Zeffirelli. Pero su interpretación en esta cinta fue también una experiencia traumática para una joven intérprete que se vio encerrada en papeles eróticos.

La joven intérprete comenzó su carrera en el teatro con tan sólo 15, pero fue Bertolucci quien la llevó a la fama con este papel, tras el que no quiso volver a salir desnuda.

El destino le reservaba otra gran aparición, de nuevo, junto a un grande del cine, Jack Nicholson. Fue en Professione: reporter, de Antonioni.

En paralelo a su carrera, Schneider parecía cerrarse sobre sí misma y ahí comenzó a labrarse su fama de actriz maldita, entre drogas y depresiones.

Merry Go-Round;L'imposteur o La Baby-sitter, de René Clément, fueron algunas de sus principales apariciones.

En 1980 atesoró su mayor recompensa en este mundo, el César del cine francés a la mejor actriz secundaria en La Dérobade.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios