'Espiral' denuncia el largo proceso que han de vivir los menores víctimas de abusos

  • El corto, producido por la Fundación Márgenes y Vínculos, terminó su rodaje ayer

"La historia que tratamos aquí no se centra en los abusos en sí -afirma Anaís Gandiaga-, sino en lo que se ha dado en llamar 'revictimización': la de veces que los niños que han pasado por esta experiencia tienen que repetir una y otra vez la misma historia, reviviendo de continuo la pesadilla".

Espiral es el nombre del corto de ficción que, desde la Fundación Márgenes y Vínculos, pretende hacer reflexionar sobre este hecho. El guión -elaborado desde la propia institución- repasada las distintas etapas que recorre la niña protagonista a partir de la denuncia: "Se evita, precisamente, entrar en lo escabroso y se ve cómo acude al psicólogo, a la Policía, al forense, al abogado… -explica Gandiaga, jefa de producción del proyecto-. Por eso mismo se llama Espiral".

La pieza ha sido dirigida por Antonio Cansino, responsable también de la productora Stanco Producciones, y ha tenido un rodaje de cinco días en distintos escenarios de la ciudad -que incluían la sede de la Fundación, en Plaza de Mina, y la Audiencia Provincial-. La película ha contado con dos niñas protagonistas -Coral Castro y Faye-Sharleena Kempf-, "ya que queríamos incidir en el tiempo que pasa a lo largo del proceso, y para ellos necesitábamos protagonistas de distintas edades".

Desde la producción destacan la colaboración de todos los implicados, tanto a nivel de infraestructura como a nivel humano: "Pensábamos que los padres iban a andar con siete ojos, dado lo delicado del tema, pero al fin estábamos nosotros más preocupados que ellos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios