Enrique Morente, en estado crítico

  • El cantaor permanece en coma e intubado tras la operación a la que fue sometido el pasado viernes. Sin embargo, su situación continúa sin apenas cambios, según se refleja en el último parte médico

Enrique Morente se encuentra en estado crítico después de la operación del aparato digestivo a la que se sometió el pasado viernes en la clínica madrileña La Luz, donde está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Tras sufrir complicaciones el lunes, el cantaor permanece en coma e intubado, después de haber sufrido un paro cardiaco, según apuntan fuentes cercanas a la familia.

Tanto su mujer, Aurora Carbonell, -que afirmó a este periódico que se recuperaba poco a poco- como su hija -en declaraciones a TVE- confían esperanzadas en la mejoría del cantaor y siempre han transmitido a los medios la idea de que Morente no estaba tan grave. Su familia no se ha separado de él en ningún momento y Estrella, de hecho, salía ayer del hospital con un semblante de calma. Sin embargo, a lo largo de estos días, han sido muchas las informaciones confusas sobre la dolencia real del cantaor, y se ha llegado a hablar de nódulos en el esófago, aunque la versión oficial siempre ha sido que Morente fue operado de una úlcera. Este diario intentó ponerse en contacto con la clínica La Luz, pero no será hasta esta mañana cuando den ionformación oficial sobre su salud. El último parte médico hablaba de "pronóstico estable". Todos esperan la recuperación del cantaor, con mensajes de apoyo a través de las redes sociales, entre quienes se encuentran algunos músicos que han colaborado alguna vez con él.

Enrique Morente, nacido en el barrio granadino del Albaicín, cumplirá el próximo 25 de diciembre 69 años, convertido en uno de los grandes renovadores del flamenco. Casado con la bailaora Aurora Carbonell, es padre de otros dos hijos más aparte de la afamada artista Estrella Morente: Soleá, de 25 años, y Enrique, de 20, quienes también han seguido los pasos artísticos de su padre, a quien acompañan en cada una de sus actuaciones.

El cantaor se impregnó desde la infancia del arte de su madre y de artistas locales como Juanillo el Gitano, Cobitos o la familia Habichuela y, a partir de la adolescencia, buscó su propia voz desde el flamenco más tradicional.

De esta forma, se desplazó a Madrid a los 14 años para seguir aprendiendo y explorando en el cante, con solo un puñado de ilusiones como bagaje, e inicio su trayectoria artística en la peña flamenca Charlot, el refugio natural de muchas otras voces desamparadas. Tras su debut, actuó en la Casa de Málaga (1964) y con la pareja de baile de José Luis Rodríguez y Pepita Sarracena en diversas salas de fiesta, aunque su saltó a la profesionalidad se produjo cuando en ese mismo año fue contratado por el Ballet de Marienma.

Durante su trayectoria ha publicado discos como Cante flamenco (1967), Se hace camino al andar (1975), Sacromonte (1986), Esencias flamencas (1995), Pablo de Málaga (2008) y El barbero de Picasso (2010).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios