Elías Díaz habla de la conquista democrática de los intelectuales

  • Machuca y Francisco Vázquez presentan al catedrático en Filosofía del Derecho

Cádiz, cuna de la libertad, recibió ayer en la sede de la Asociación de la Prensa de Cádiz a uno de los grandes artífices de las libertades y los cambios políticos conquistados en las últimas décadas por este país, Elías Díaz. Así presentó ayer el profesor Francisco Vázquez a este catedrático emérito de Filosofía del Derecho, que ayer profundizó ante un nutrido público -en su mayoría estudiantes- acerca del papel de los intelectuales en el tardofranquismo y la Transición.

Una didáctica ponencia que comenzó una vez que los catedráticos Francisco Vázquez y Ramón Vargas Machuca cesaron de enumerar las valiosas contribuciones a la evolución del pensamiento político protagonizada por este discípulo de Tierno Galván y Aranguren.

En este afán, Vázquez incidió en la producción de Elías Díaz en el campo de la filosofía política, donde situó su obra Estado de Derecho y Sociedad Democrática, "un libro que se ha configurado como la cartilla de la ciudadanía para muchos políticos, analistas, periodistas o juristas de este país". También destacó su labor en el campo histórico del pensamiento español, "donde ha tratado de reconstruir la base intelectual de un pensamiento liberal y democrático". Por último señaló su contribución en la Filosofía del Derecho.

Por su parte, Ramón Vargas Machuca quiso ensalzar la figura de un hombre "que ha rehuido de su proyección mediática", por lo que su labor en la trascendencia filosófica política e influencia en la social democracia moderna "no ha sido subrayado públicamente".

Y es en este terreno donde, quizás, entra de lleno la obra Revisión de Elías Díaz, realizada por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, en un "homenaje que sus discípulos quisieron hacerle cuando se jubiló", dijo Vargas Machuca.

Precisamente, muchos de los aspectos que se recogen en esta revisión de su producción literaria fueron desgranados en una clase magistral por el propio Elías Díaz. Una clase que se centró en las distintas etapas generadas en torno al Estado de Derecho a lo largo de la Dictaura de Franco. Fue así como este catedrático de Filosofía del Derecho fijó una primera etapa del 39 al 45, con un régimen denominado totalitario que pasó a llamarse anticomunista cuando cayó el fascismo. De hecho del 45 al 51 intenta presentarse como un régimen de democracia orgánica.

Del 51 al 56 señaló Díaz el intento reformista del ministro Ruiz Giménez hacia la cultura desde el interior. De hecho, hasta se incorporan profesores del exilio "y comienzan a darse actitudes más comprensivas hacia la Universidad". Estos tres periodos conforman, según Díaz, un bloque en el que el Régimen muestra su necesidad de "abrirse al exterior y comienza la discrepancia en el interior".

Asimismo, dentro de estas tres fases distinguió el maestro entre la España excluyente de la comprensiva, o de la tecnocrática del 56 frente a la democrática. "Se produce una evolución de la España eterna a la España eficaz y al estado de obras", aseveró.

Esto hace que el Régimen avance en los 60 hacia un Estado de Derecho bajo el que se presentaba internacionalmente. Pero en este momento la Comisión de Juristas de Ginebra habla de lo contrario y justo en el 66 surge la obra en la que Elías Díaz define qué es exactamente el Estado de Derecho, "sin decir que España no lo fuera", lo que no impide el secuestro de la obra.

Continuó el experto con el segundo intento de apertura que se produjo del 62 al 69 o "el paso adelante que supuso la Ley de prensa e imprenta". Un repaso que llega hasta la muerte de Franco y la conquista de un sistema democrático en el que tuvo mucho que ver "el mundo del trabajo y de la cultura, porque sus ideales impulsaron actutudes éticas que hacían que la gente trabajara por la Constitución y la Democracia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios