Doctor honoris causa con duende

  • Paco de Lucía se une en el Berklee College al selecto grupo en el que están Bowie, Duke Ellington o Aretha Franklin · "Cuando era niño, el flamenco sólo era algo para los andaluces", dijo el guitarrista ante el auditorio

Comentarios 10

El duende flamenco de Paco de Lucía y su guitarra ya forman parte del exclusivo grupo de músicos -entre los que figuran David Bowie, Aretha Franklin o Duke Ellington- que han sido investidos doctor honoris causa por el prestigioso Berklee College of Music de Boston, en Estados Unidos. El maestro gaditano acudió a la ceremonia celebrada ayer ataviado con el birrete y la toga gris, con adornos negros y rosas de académico; y acompañado de otros cuatro grandes de la música, pero de muy diferentes estilos, como son los legendarios creadores del sonido Filadelfia, Kenneth Gamble y Leon Huff, autores de 70 números 1, la cantante Angelique Kidjo, conocida como la primera diva de África, y el pianista de jazz Kenny Barron.

Poco amigo de grandes ceremoniales, Paco de Lucía dejaba la tranquilidad de la isla de Mallorca, en donde reside actualmente, y el jueves viajaba a Boston no tanto por "orgullo personal" como porque "es una maravilla que una universidad como la de Berklee reconozca así el flamenco", y él lleva muchos años "luchando para que cosas así ocurran". El encargado de imponer la capucha rosa al maestro español y de entregar el diploma a los 855 alumnos que se licenciaban de 45 países fue el rector de la universidad, Roger Brown.

Considerado uno de los mejores guitarristas del mundo, muchos años han pasado ya desde que con tan sólo siete comenzara a tocar la guitarra junto a su padre Antonio Sánchez Pecino. El músico se mostró nervioso, quizá por saber que en los 45 años de historia de esta institución le han precedido en este acto otros músicos de la talla de B.B.King, Quincy Jones, Paul Simon, Pat Metheny o Steve Winwood, y que él se convertía en el primer español miembro de este reducido grupo de elegidos.

"Gracias, es un honor", dijo en español el guitarrista, y en su discurso recordó en inglés a su padre y destacó que "cuando era un niño el flamenco sólo era algo para los andaluces", mientras que ahora es "nuestra memoria y nuestra vida, algo que se ha extendido por todo el mundo".

"Esta celebración de hoy es un triunfo y una revolución, un reconocimiento por el que he luchado toda mi vida", leyó, a sus 63 años, el también Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2004 y Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes (1992). Paco de Lucía, autor de una de las canciones más universales del flamenco, Entre dos aguas, y que ya prepara un nuevo álbum en homenaje a la canción española que cantaba Marifé de Triana, recibió horas antes en este mismo lugar, el pabellón Aganis Arena de la Universidad de Boston, un homenaje de los alumnos de la escuela. Más de un centenar de ellos participaron en un concierto multitudinario, al que se acercaron algunas estrellas como Barbra Streisand, y en el que los estudiantes rindieron homenaje a sus maestros.

Entre los alumnos se encontraba el español Bruno Valverde Juárez, hijo de la diplomática Pilar Juárez, fallecida en el terremoto de Haití registrado en enero. A sus 22 años estudia negocio musical y arreglos, de ahí que se encargase de adaptar al directo alguno de los temas de la compositora africana Angelique Kidjo. Lo mismo que la pamplonesa Vanesa Garde, de 26 años. Otros, como el valenciano Enrique Hernandis, que estudia Bandas Sonoras, a sus 32 años, se encargó de los arreglos de los temas que se interpretaron de Paco de Lucía, como Sólo quiero caminar y Zyryad todo ello bajo la supervisión del productor Javier Limón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios