"Disfruten porque hoy la cultura va a salir por la puerta grande"

  • El actor gaditano Manuel Tallafé presidió ayer el Congreso de los Diputados en el papel de un crítico Miguel de Cervantes

Comentarios 5

"Hoy -por ayer- se a a producir un hecho histórico. Vamos a salir por la puerta principal. Hoy la cultura va a salir por la puerta grande". Éstas fueron las últimas palabras que el gaditano Manuel Tallafé pronunció desde el sillón del presidente del Congreso de los Diputados, transformado en Miguel de Cervantes.

Fue el mejor momento que ayer vivió el actor, reconocía a Diario de Cádiz poco después de salir por el mismo lugar reservado a las visitas de los Reyes. "Todavía lo estoy asimilando porque ha sido muy emotivo. Un regalo", confesaba del especial homenaje celebrado en el hemiciclo, con motivo del IV Centenario de su muerte.

Manuel Tallafé presidió el acto para dar vida a un crítico Miguel de Cervantes que supo sacar punta a todo cuanto acontece en estos difíciles momentos políticos que atraviesa el país, entre toques de atención por los malos tratos que en los últimos tiempos ha sufrido el mundo de la cultura. No perdió la oportunidad el actor, al que el propio presidente del Congreso, Patxi López, y el presidente de la comisión parlamentaria, Toni Cantó, encomendaron esta "maravillosa" misiva.

"Estar en el hemiciclo impone mucho. Se respira la tensión..., pero ha sido una gran experiencia", comentaba Tallafé poco después de conquistar la Cámara Baja, donde triunfó su Quijote. Desde su privilegiada posición el artista reprochó con mucho "humor, diplomacia e ironía" que él logró escribir Don Quijote de la Mancha "en dos mañanas y ustedes llevan tres meses para llegar a un acuerdo. Sus señorías sois 350 y yo uno y a una mano", dijo en clave de humor, haciendo también referencia a la "jubilación flexible para los autores".

Tampoco dejó escapar la ocasión el autor del libro más editado de la historia para hablar del IVA cultural, que no terminan de reducir, motivo que le llevó a suspender un proyecto musical que tenía entre manos. "No encuentro inversores", por lo que aprovechó su actuación para demandar a los asistentes que invirtieran en esta iniciativa.

Se confesó molesto por un texto el suyo que se lee a medias: "Veo muchos diputados que no han leído don Quijote", una obra que se ha vendido mucho pero con la que "no he cobrado derechos de autor". Su ironía alcanzó para contar "las burlas de Shakespeare" cuando le pregunta por los actos de su centenario, frente a los que celebran "más de 140 países" en homenaje al dramaturgo inglés.

A modo de anécdota, narra que "cuando se ha abierto la puerta he salido con los líderes de los partidos políticos, y ha sido gracioso cuando Pedro Sánchez y Albert Rivera me decían don Miguel, tranquilo, que estamos los dos como fieles escuderos".

Manuel Tallafé consiguió que el Quijote invadiera el Congreso por un día, entre piezas del concierto Burleske de Quixotte de George Phillipp Teleman. Metido en su papel dio paso a los diferentes lectores del mundo de la cultura que pasearon su obra por todo el hemiciclo. El momento más emocionante fue, quizás, el pratagonizado por el cantante Miguel Poveda, quien interpretó dos canciones inspiradas en la obra del literato universal.

Ron Lalá, Juan Cañas, Íñigo Echevarría, Miguel Magdalena, Daniel Rovalher, José Mota, Marisa Paredes, José María Pou y José Luis Gómez también intervinieron en este último capítulo, cuyo final feliz llegaría si los "caballeros andantes llegaran a acuerdos por el bien del país".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios