"Digo las cosas como las siento"

  • 'La ley innata' y un repaso por los temas "inevitables" de Extremoduro, en el Palacio de Deportes de Jerez

Comentarios 14

¿Sí? ¿Eres Robe? Sí, no. No te escucho. Estamos de camino. En coche. Espera. El teléfono se corta. ¿Me volverá a llamar? Con la misma incertidumbre de quien espera la llamada del hombre/mujer de su vida, miro el teléfono con desesperación. "No te preocupes si se corta. Volveré a llamarte las veces que haga falta", Robe llama a la tranquilidad. Están de camino. Él y Extremoduro. Ahora (ya es ayer) han parado el coche. Da vueltas, pegado al móvil, en un área de servicio. El vocalista y alma mater de una de las bandas de referencia del rock en español tiene "muchas ganas" del concierto de esta noche. En Jerez, con Doctor Deseo como teloneros y La ley innata como nuevo aval.

-¿Cuándo te cruzaste con la sentencia de Cicerón?

-Leo mucho y es una cita que cuando la leí me dio un punto y la guardé para luego recuperarla en este disco. ("Existe, de hecho, jueces, una ley no escrita sino innata. La cual no hemos aprendido, heredado, leído, sino que de la misma naturaleza la hemos agarrado, exprimido, apurado. Ley para la que no hemos sido educados, sino hechos, y en la que no hemos sido instruidos sino empapados"). Esa cita con la imagen de El Hombre de Vitruvio (en la portada del disco) resumen nuestra reivindicación del individuo alejado del borreguismo.

-Han pasado seis años, ¿qué has estado haciendo?

-Intentar componer, que no había manera, pero también hemos montado una discográfica para sacar grupitos nuevos, se llama Muxik, y escribiendo un libro que saldrá dentro de unos meses. El libro no tiene nada que ver con Extremoduro, ni con el rock, ni es una biografía. Es una novela pero creo que en el lenguaje se nota que soy yo.

-La salida de La ley innata se retrasó, ¿por qué?

-Ha sido un disco difícil. Hacer una sola canción conlleva muchos problemas. Empecé a componer en verano y se fue alargando porque cuando quieres cambiar algo no es lo mismo en una canción que dura dos minutos a un tema así. No me conformaba con su estructura, con el equilibro. Mi idea era tenerlo un par de meses antes de la gira pero pasaba de hacer las cosas deprisa. Es una putada no tener un disco antes de la gira pero si el disco queda mal jode mucho más.

-¿Se debe escuchar de una vez?

-Realmente sí, pero tiene cortes porque como está compuesto con diferentes músicas por si te apetece más una u otra. Pero, la verdad es que no entra igual, por ejemplo, escuchar sólo el movimiento 4, que es más lento, que después de haber escuchado todo lo de antes.

-¿Es el mismo concepto de Pedrá?

-Se parece en que es una canción, pero no tiene nada que ver. Pedrá fue premeditada, sabía donde quería llegar. Esta salió así, me dejé llevar, fui dándole lo que me pedía y cuando la descubrí ya tenía partes compuestas. Pasó lo mismo con la música la canción pedía ciertos instrumentos y se los íbamos dando.

-Ara Malikian al frente de las cuerdas. Un lujo

-Es un monstruo. Siempre hemos tenido problemas para meter violines, en algunos discos hemos probado con gente diferente hasta tres veces. Ahora escogimos al mejor.

-Coherente. ¿Te identificas?

-Intento que mi trabajo lo sea porque no voy a sacar nada que no merezca la pena. Si no fuera coherente no me habría pegado 4 años sin girar, no voy a tocar por tocar. La gente quiere oír las cosas de toda la vida pero yo necesito hacer cosas nuevas. Eso es un grupo vivo.

-Da coraje eso de "esto suena a Extremoduro" "Esto no suena"...

-Ya me la suda un poco. Lo que yo quiero con la música es sorprenderme a mí mismo, a mi grupo y a la gente. La vida es evolución.

-Sitúate. Plasencia, 1987. ¿Se ha cumplido lo que esperabas?

-Musicalmente todo se ha cumplido: tener a mi alcance buenos equipos, buenos técnicos, tocar... No nos comíamos ni un colín. Lo único bueno es que era más joven.

-Rock transgresivo ¿Esa etiqueta sobrevive al tiempo?

-Sí, creo que sí. Para mi el objetivo era llegar a la cabeza de la gente, hacerlas pensar con mi manera de sentir. Hacer cosas nuevas.

-¿Te has sentido poeta maldito?

-Lo que me he dado cuenta es que hay muchos moñas por ahí y muchas canciones que no dicen nada. No creo que sea un poeta maldito, creo que hay gente que se escandaliza fácilmente, cuando se dicen las cosas de verdad y con sinceridad. Yo digo las cosas como las siento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios