Días de buen teatro

Teatro: Pedro Muñoz Seca (El Puerto). Autor: J. P. Miller. Versión en español: David Serrano. Dirección: Tamzin Towsend. Actores: Carmelo Gómez y Silvia Abascal. Aforo: Lleno.

Primero fue en la televisión (lo mismo que 12 Hombres sin Piedad. Después, en 1962, pasó al cine en una película dirigida por Blake Edwards y con dos actores que crearon unos personajes inolvidables, Jack Lemmon y Lee Remick y finalmente la historia creada por J. P. Miller, llegó al teatro en una adaptación realizada en 2005 por el irlandés Owen McCafferty.

El adaptador, David Serrano, director de películas como Días de Cine y Días de fútbol y la directora británica Tamzin Townsend, directora de algunos de los montajes mas aplaudidos de los últimos años, como El método Grönholm o la reciente Un Dios salvaje, han tenido la feliz idea de no querer competir con la película que aún permanece en el recuerdo de muchos y han optado por hacer una versión española de la historia en la que los personajes poco tienen que ver con los de la obra original. Aquí son dos madrileños que viajan a Nueva York por distintos motivos.

A partir de este planteamiento, la historia es básicamente la misma. Una pareja enamorada desde el mismo momento en que se conocen y que al poco tiempo se casan y tienen un hijo. Son días de rosas y entre besos y abrazos el alcohol les sirve para dar un paso más, divertirse un poco mas, quererse un poco más……..

Él es adicto al alcohol, ella no, pero como prueba de amor le acompaña en sus borracheras: "La gente que no bebe es que no tienen nada que celebrar" , dice él y ellos tienen mucho por lo que beber……. pero los días de vino acaban con los días de rosas y ante su incapacidad para renunciar al alcohol, van perdiendo el respeto y el amor, el amor entre ellos, el amor a su hijo, a sus amigos…

Carmelo Gómez y Silvia Abascal, salen airosos del reto de encarnar a unos personajes que para muchos espectadores aun tienen los rostros de los actores que los interpretaron en el cine.

Una historia interesante e inteligente, una buena adaptación, una buena directora y dos buenos intérpretes, esa parece ser la fórmula del actual teatro español. Lo hemos visto ahora y lo vimos hace poco en la anterior obra que nos visitó, "Por el placer de volver a verla". Montajes no demasiado complicados permiten hacer largas giras sin demasiados problemas técnicos ni económicos y los resultados dejan contentos a todos, a los empresarios, a los actores y al público que en este caso llenó también, una vez mas, el aforo del Teatro Municipal Muñoz Seca.

Grandes aplausos premiaron la labor de los actores, del autor de la obra, del adaptador y de la directora y quiero creer que también la de Área de Cultura del Ayuntamiento de El Puerto y de su responsable Antonio Ahucha y aunque este ciclo ha terminado no podemos menos que desear... ¡Que continúe el espectáculo!

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios