Delgado, grata impresión en su alternativa en Córdoba

El nuevo matador de toros sevillano, Miguel Ángel Delgado, dejó una grata impresión en su alternativa en Córdoba, en la que perdió premio al fallar con la espada. Lo mejor del festejo llegó precisamente en el bravo sexto que le correspondió a Delgado, un animal con movilidad encastada, nobleza y transmisión en sus embestidas desde que apareció por la plaza. Delgado le vio las condiciones y se estiró a la verónica. Comenzó la faena de muleta por alto y a pies juntos, rematados con varios del desprecio que arrancaron la música. Le dio mucha distancia después y cuajó al toro en series muy intensas de seis y siete muletazos sobre la mano derecha. Templadísimo el torero y reduciendo la sensación de velocidad del toro. Faena basada en esa mano diestra y rematada con manoletinas pero, con posiblemente las dos orejas en la mano, pinchó el triunfo y se hubo de conformar con una clamorosa vuelta al ruedo. El toro de su alternativa, Campolargo, fue un Gavira noble, pero justo de fuerzas, que acusó un mal tercio de varas y ha llegado a la muleta demasiado parado. El de Écija estuvo muy por encima de sus condiciones.

Alejandro Talavante no pasó de correcto con el segundo, el más potable de todo el encierro. Con muy apagado quinto, faena de aseo. El Cordobés hijo estuvo muy entregado y variado ante su lote.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios