Cypress Hill o la euforia

  • Alrumbo firma en 2015 su edición más multitudinaria

Del show demoledor de Cypress a la elegante sutileza de Ms. Lauryn, muchos dirán que los Hill fueron los triunfadores de Alrumbo 2015. Pero no, los ganadores de esta sexta edición han sido sus asistentes. El público. Casi 150.000 jóvenes que han verificado el potencial de un evento de dimensiones, resultados y repercusión escasamente habituales en nuestro Sur.

Un total de 663 trabajadores, más de 80 empresas proveedoras, más de 45.000 asistentes en su primera jornada, 47.000 su segunda y alrededor de 50.000 en la final, lo que resultaría en una cifra global de casi 150.000 asistentes, números a los que habría que sumar las casi 30.000 personas que ya poblaban la Zona de Descanso el miércoles, día antes de los conciertos. Son cifras destacadas y muy descriptivas de un evento cuyo impacto económico en la zona está valorado entre 10 y 11 millones de euros, tras un año completo de dedicación al festival por parte de la promotora Etnirocker y más de dos meses de trabajo en el recinto y aledaños.

Un cartel ecléctico y repleto de primeras figuras de la música nacional e internacional, donde han brillado con luz propia y radiante los citados Cypress Hill y Ms. Lauryn Hill, pero también el sonido impecable de Calle 13, Gentleman & The Evolution y Tokyo Ska Paradise Orchestra, las armas de seducción masiva de Juanito Makandé y Caravan Palace, la veteranía sin fisuras de Asian Dub Foundation, Mártires del Compás y Def Con Dos, el flow sin límites de Rapsusklei & The Flow Fanatics, Nach y SFDK, la contagiosa felicidad de Kiko Veneno y El Canijo de Jerez, y la invitación a la fiesta constante de Dj Fresh, Dirtyphonics, Steve Aoki y Buraka Som Sistema, entre otros. Son solo algunos de los nombres de una programación aplaudida y coreada por un público entregado de principio a fin.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios