Curro Lucena recorre Andalucía en diez cantes

  • El último trabajo del cantaor, 'Ocho más 2', es un disco tan variado como inusual

Ocho son las provincias andaluzas. El dos hace referencia a los enclaves más significativos en la vida del artista: Lucena, su tierra natal y Ronda, el lugar donde reside. De esa manera -Ocho más 2- titula el cantaor Curro Lucena su reciente trabajo. En él, pasea esa decena de territorios a través de sus cantes. Puede que este sea un disco inusual en los tiempos que corren, en tanto se trata de una grabación de cante en estado puro sin aditamentos ni concesiones. Pero, de otra parte, se podría decir que estos mismos tiempos posibilitan que un cantaor registre un disco en el que son mayoría los estilos libres y minoría los de compás. Porque es cierto que es ahora cuando se está viviendo una manifiesta recuperación y valoración de una serie de estilos que durante mucho tiempo han estado postergados.

En cualquier caso y lejos de prejuicios, lo cierto es que todo es patrimonio del flamenco. O, como escribe José María Velázquez-Gaztelu en su texto de introducción al disco, "el viaje que nos propone Curro Lucena es el palpitante resultado de siglos de intercambios musicales, relaciones sin reserva a través del arte, la luz que fueron dejando todas las civilizaciones cuando se aposentaron en los parajes cálidos del Sur…". Efectivamente, es ese intercambio de culturas lo que se plasma en una serie de estilos provenientes del ancestral fandango y que han cobrado acentos propios en cada territorio.

De esta forma, Lucena comienza su recorrido -ordenado alfabéticamente- por Almería, de donde extrae sus tarantos. Luego, cuando llegue a Granada, lo hará para recrear su granaína, y en su parada en Huelva se detendrá en unos pocos de los muchos estilos fandanguiles que definen a esa tierra. En Jaén, nos encontraremos con tarantas y en Málaga con malagueñas rematadas por jabera. Volverán los fandangos con el acento de su tierra natal antes de completar la faena con una caña que el cantaor dedica a Ronda. Antes, el recorrido ha pasado por Cádiz con alegrías y de nuevo por este estilo con las variantes que recibe cuando llega a Córdoba. El recorrido provincial se detiene en Sevilla de donde elige la forma de Alcalá para hacer la soleá.

Acompañado por las guitarras de Manolo Franco, Ángel Mata y Román Carmona, Curro Lucena afronta cada estilo con pureza, valentía y la madurez que le dan sus muchos años de oficio y la afición que se le adivina tras este despliegue cantaor. La grabación, en su escucha, ofrece toda esa variedad que el viaje por los estilos garantiza. Aunque muchos sean cercanos entre sí, cantados con maestría dejan ver su verdadera identidad y su diferencia, algo que el aficionado agradece.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios