El ciclo 'Conocer el Flamenco' llega esta semana a Cádiz

Una parte del ciclo Conocer el Flamenco de Cajasol llega esta semana a Cádiz, concretamente mañana martes y el miércoles a la sede del Casino Gaditano, tradicional anfitrión de este programa. La escasa información disponible nos deja sin conocer si esta será la única ocasión en que lleguen a la capital contenidos del mismo, pero -a tenor de la experiencia de otras ediciones- es de suponer que no será así. Desgraciadamente, este de la difusión es el único flanco débil que se le encuentra a esta programación que es la hija pequeña de los acreditados "Jueves Flamencos" de Cajasol (antes de El Monte) que tienen lugar a lo largo de toda la temporada de otoño, invierno y primavera en la Sala Joaquín Turina de la capital hispalense. Tanto una como otra vienen elaboradas por el sabio criterio de Manuel Herrera Rodas, lo que es garantía de calidad en la elección de los conciertos. Los dos programados para esta semana son, de esta forma, absolutamente recomendables.

En primer lugar, el martes 15 (20.30 horas) visita el Casino Gaditano el pianista sevillano Pedro Ricardo Miño. Hijo de la bailaora Pepa Montes y del guitarrista Ricardo Miño, este todavía joven compositor es autor de uno de los más brillantes discos de piano flamenco de los últimos años. Editado por el sello El Pescador de Estrellas de Paco Ortega, Piano con Duende (Dulcimer, 2003) es una completa grabación que muestra un pianismo de lenguaje claro donde el virtuosismo no empaña un discurso matizado y elegante que se carga de sentido en cada uno de los estilos que aborda. Curiosamente, entre esos estilos hay guiños dirigidos a Cádiz, como es el tanguillo Casa Manteca o las alegrías dedicadas a Beni de Cádiz. Tampoco Jerez está ausente de sus inspiraciones y, así, Miño firma una Fiesta en la Plazuela que se enriquece con el compás de Diego Carrasco y Tomasito, además de una seguiriya en la que Fernando Terremoto aporta los Soníos Negros que le dan nombre. Sin embargo y curiosamente, el tema de esta grabación que ha tenido una mayor difusión es el que la abre, Río Miño, una canción por bulerías con acompañamiento de gaita y la voz de Diego Carrasco que fue integrada dentro del disco Flamenco Chill, el primero que fue del grupo Chambao cuando se dedicaba a seleccionar temas flamencos acordes con el down tempo propio del estilo que defendía. En su noche gaditana, Pedro Ricardo va a estar acompañado de los cantaores Manuel Tañé e Ismael Fernández con Juan Ruiz a la percusión.

Al día siguiente, miércoles, el Casino acogerá la función denominada Contrastes que es lo que personifican los estilos cantaores de dos damas del flamenco, la isleña Tina Pavón y la lebrijana Inés Bacán que cantarán acompañadas a la guitarra de Niño Elías y Antonio Montoya, respectivamente. La primera de ellas, residente en Huelva desde hace años, donde fundó la nombrada Peña Flamenca de allí, ha sido siempre maestra de los estilos gaditanos y prueba de ello fue el premio Enrique El Mellizo que obtuvo en el Concurso de Córdoba. Figura en la etapa dorada de los festivales, Tina pavón hoy ofrece su cante con la madurez que dan los años y su largo conocimiento.

Otro estilo representa Inés Bacán, nieta de El Pinini, hija de Chache Bastián, hermana del malogrado guitarrista, prima de los Peña, Juan y Pedro, lebrijanos y sobrina de Fernanda y Bernarda de Utrera. Con esos ascendentes, Inés es una transmisora pura del arte de una estirpe enduendada. Su cante, de marcado acento jondo, es de una gran fuerza no exenta de una maternal ternura interpretativa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios