Cine musical independiente en Campus Cinema Alcances

  • Se proyecta 'Once', una de las producciones independientes de la temporada

El auge que vive el género musical (Sweeney Todd, el próximo Mamma Mia) se ha contagiado al cine independiente americano. Once, que se proyecta durante esta tarde noche en Campus Cinema Alcances es buena muestra de ello. Junto con Across the Universe, el controvertido musical de Julie Traymor basado en canciones de los Beatles, ha sido la gran sensación en el mundo de la producción indie. Once se hizo incluso con el Premio del Público en el Festival de Sundance.

Lo curioso es que el director y guionista de la cinta, el irlandés John Carney, fue sacristán antes que fraile, pues tocó el bajo en el grupo The Frames un par de años antes de dedicarse al cine. Tras ello siguió vinculado a la banda rodando para ellos vídeos musicales. Precisamente en un concierto de sus amigos en 2005 nació la idea de Once. Se trataba de hacer un musical con melodías modernas pero con el optimista espíritu de los clásicos de las décadas cuarenta y cincuenta. Carney la hizo con sólo 100.000 euros de presupuesto y con escogió como protagonistas a actores no profesionales: el cantante de The Frames, Glen Hansard y con Markéta Irglóva, una vocalista checa que había colaborado anteriormente con el grupo. Carney quería que en Once la música fuera capaz de transmitir más que los diálogos.

La historia se contagia de toda esta sencillez, pues es un clásico "chico encuentra chica". Él es un músico que se gana la vida tocando sus canciones en Dublín, lo que simultanea con el trabajo en la tienda de su padre. Ella es una inmigrante checa que ayuda a los suyos vendiendo flores en la calle. Entre ambos nacerá algo más que el amor a la música mientras repasan, por el camino, algunas de sus relaciones anteriores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios