Cine búlgaro para cerrar el año de Campus Cinema Alcances

  • Se proyecta 'El mundo es grande y la felicidad está a la vuelta de la esquina'

Campus Cinema Alcances echa el cierre por este año con un film de Stephan Komandarev, director búlgaro que presenta una cinta de detallado título: El mundo es grande y la felicidad está a la vuelta de al esquina. Una nostálgica cinta que como gran parte del cine balcánico actual reflexiona sobre las huellas que dejó el comunismo en esta torturada parte del mundo. El film ganó más de veinte premios en diversos festivales internacionales, incluyendo bastantes otorgados por el publico. Komandarev ha dado un gran impulso con esta obra al cine de su país, aunque El mundo... tiene coproducción alemana.

La historia nos presenta a una familia que en los años 80, en pleno comunismo, se ve obligada a dejar Bulgaria. El motivo es que la policía de seguridad pide al matrimonio que espíe al padre de ella, que es sospechoso ante las autoridades por el terrible delito de ser un gran jugador de Backgammon. La pareja coge a su hijo pequeño y se marcha a Alemania. Veinticinco años después, con el chico convertido en un joven, tienen un terrible accidente de coche. Los padres mueren y su hijo sobrevive pero queda amnésico. Su abuelo, el que motivó su fuga, y al que no ven desde que dejaron Bulgaria, aparece para recogerlo. El viaje de vuelta lo hacen juntos, y el anciano enseña a jugar al Backgammon a su nieto a la vez que intenta que recupere sus recuerdos, mientras se enfrentan a un mundo postcomunista. Con este film Campus Cinema Alcances se va de vacaciones navideñas hasta enero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios