Cincuenta años de la muerte del poeta de la torre de marfil

  • Una exposición didáctica en el Archivo Histórico Provincial recuerda el medio siglo de la desaparición de Juan Ramón Jiménez, fallecido en Puerto Rico en 1958

A la posteridad ha pasado el carácter obsesivo y meticuloso de Juan Ramón Jiménez. Un rasgo que se refleja, anecdóticamente, en uno de los registros de la Compañía Transatlántica que se conservan en el Archivo Histórico Provincial. El documento da constancia de las numerosas reclamaciones interpuestas por el escritor a la vuelta de su viaje de novios -las maletas de Zenobia se habían empapado en el trayecto desde Nueva York-, así como de la posterior indemnización que recibió tras el incidente: unas 4.000 pesetas.

La nota fue rescatada por el director del Archivo Histórico, Manuel Ravina, que presentó junto a la delegada de Cultura, Yolanda Peinado, la exposición que sobre el poeta onubense se exhibe en el patio de la Casa de las Columnas: Juan Ramón Jiménez. Aquel chopo de luz -idéntico título al del libro monográfico publicado por la Consejería de Cultura-: "El chopo es el protagonista de muchos poemas del onubense -explica Yolanda Peinado-. Y es el símbolo del pasado, de la añoranza, del recuerdo y la melancolía. La luz, en cambio, significa sabiduría. No encuentro mejor forma de asociar la figura y la obra de Juan Ramón con esta exposición que esta frase. Con ella, volvemos sobre los pasos del poeta, nos muestra su frágil persona y nos acerca a sus sabias palabras y a la espiritualidad de sus poemas".

Juan Ramón Jiménez. Aquel chopo de luz, realiza un completo recorrido por la vida y obra del autor a través de reproducciones fotográficas, textos y manuscritos que recrean sus orígenes, su llegada a Francia, los años en Madrid, su encuentro con Zenobia, sus años de mayor actividad literaria, el exilio... Un testimonio múltiple que nos indica que, si la de Juan Ramón Jiménez es una figura compleja, la época que le tocó vivir no se quedó atrás.

"Es una muestra eminentemente didáctica -comenta la delegada-. Está orientada, especialmente, para los alumnos de Secundaria y, de hecho, rotará por distintos institutos de la provincia una vez termine su periodo de exhibición en el Archivo Histórico, a mediados de junio".

"A lo largo de ese tiempo, hemos celebrado conferencias, editado antologías, recuperado las obras completas de Juan Ramón... -prosigue la delegada-. Y por fin, ahora en Cádiz tenemos esta exposición, que tiene espíritu divulgador. Queríamos que fuera algo sencillo y cercano para todos".

La delegada -que recalcó sentirse en la "obligación y el placer de recomendar la lectura de Juan Ramón Jiménez"- recordó, además, que durante todo este mes el ciclo de Tardes con las Letras ha estado dedicado al poeta, con una última sesión celebrada en la capital gaditana el pasado martes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios