Cincuenta y cuatro nuevos centros presentan sus proyectos lectores

  • Colegios e institutos de la provincia diversifican estrategias para el fomento de la lectura · El plan de Lectura y Biblioteca (LyB) promueve la unión de recursos y la aplicación de nuevas tecnologías

Comentarios 2

La lectura se define, en términos educativos, como una competencia básica. Si no somos capaces de descifrar lo que leemos, no podremos, por ejemplo, entender un enunciado matemático. Si no somos capaces de redactar correctamente en castellano, difícilmente podremos hacerlo en otra lengua.

Los resultados del último informe PISA sobre el nivel educativo en España fueron tan brutales -y lo son aún más para Andalucía- que incluso la ministra del ramo, Mercedes Cabrera, hubo de reconocer que en el país existe "un problema de lectura". La explicaciones a esta realidad, como siempre, son muy diversas: desde la falta de tradición lectora hasta la ausencia absoluta de un espíritu de esfuerzo.

Para el escritor y educador José Manuel Benítez Ariza, esto no es más que el reflejo de una realidad mayor: "Los adolescentes leen poco porque la sociedad lee poco -comenta-. Con 13 ó 14 años conectan con otro tipo de entretenimiento y se produce una deserción en masa de lectores. El esfuerzo de los institutos es conseguir que este salto no se produzca. Podemos hacerlo interpretando las nuevas tecnologías como clave de futuro, como herramientas complementarias".

Conscientes de esta realidad, desde la Consejería de Educación pusieron en marcha, hace dos años, el Plan de Lectura y Biblioteca. Concebido para fomentar el gusto por la lectura, el uso y la mejora de las bibliotecas escolares, las sinergias entre centros y la implantación de nuevas tecnologías, el Plan LyB se propuso mejorar, a medio plazo, la relación con la lectura entre el alumnado andaluz. El año pasado, a su calor, se dio el visto bueno a un total de 968 proyectos lectores en Andalucía -188 en nuestra provincia-. Este curso, Cádiz presentará los planes de cincuenta y cuatro nuevos centros. La apuesta por la lectura desde la administración autonómica se traduce en los siguientes números: todo centro de Primaria recibe una ayuda de 2.000 euros para biblioteca, y 3.500 si cuenta con Plan Lector. Todo centro de Secundaria recibe 4.000 euros para biblioteca, más otros 3.500 si tiene Plan Lector. En 2012, se pretende que todos los centros cuenten con proyectos lectores. "El dinero es un factor importante -apunta el coordinador de Plan LyB en Cádiz, Juan Bosco de Alba-. El otro es la capacidad de asociación, la unión de recursos. El hardware del LyB son los proyectos lectores del centro, así como las bibliotecas del aula. Pero hay que pelear como pelean los nómadas".

A primer golpe de vista, de hecho, 'Plan LyB' suena a laboratorio. Y el concepto no anda muy desencaminado. Un colegio de Barbate, por ejemplo, ha llegado a un acuerdo con la ONCE para adquirir equipos y audiolibros para niños con dificultades. Las escuelas rurales han elaborado un taller de correspondencia. El Torre Almirante tiene un taller de prensa. En el Trafalgar hay un Diario Literario. En Bornos hay un centro con dos bibliotecas: una sigue las exigencias oficiales. En la otra, colorista e informal, los alumnos pueden leer lo que quieran y como quieran.

"Al final, se vuelve a lo que han estado haciendo los profesores toda la vida: lectura en grupo, día de biblioteca, servicio de préstamos -indica Bosco de Alba-. Todo ello, aliñado con distintas estrategias encaminadas a aliarse con el enemigo para vencerlo".

El germen del Plan de Lectura y Biblioteca surgió en Málaga, y Bosco de Alba subraya la importancia de que fuera una iniciativa surgida de abajo arriba y, por tanto, respaldada por la experiencia. "Lo normal es que sean las poblaciones con más habitantes y recursos las que presenten más proyectos -comenta-. Pero no siempre es así. Hay centros de zonas deprimidas con un alto grado de implicación. Destaca muy especialmente el caso de Barbate, que ha desarrollado proyectos lectores en sus once centros, terminando por convertirse en elementos de animación cultural".

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios