fútbol El San Fernando CD vence al Córdoba B (0-3)

"Chano Lobato pasará a la historia del flamenco por el compás"

  • Jaime Luque repasa los recuerdos de una relación de amistad cultivada durante más de 30 años

Pese a ser enero, el tiempo acompañaba en Sevilla. El frío no apretaba demasiado y la soleada mañana invitaba a la reunión y la charla distendida. En una habitación de un piso de la calle del Ganso, tres viejos amigos se disponían a ello. Jaime Luque y Rafael 'El Tete' rendían visita a Chano Lobato. Algo más de una hora de conversación en la que se sucedieron los recuerdos, las opiniones y ocurrencias del conocido como maestro de los cantes de Cádiz, y que Luque registró en una entrevista informal. Esa grabación contiene el último testimonio, las últimas declaraciones de Chano sobre el flamenco y su deriva actual.

A principios de abril, el Lunes Santo, Luque viajaba de nuevo con destino a Sevilla. En el trayecto recibía una noticia que ennegrecía el día: su amigo, su hermano Chano había muerto y esperaba ya a sus familiares y conocidos en el tanatorio de la SE-30.

La despedida marcaba el fin de una amistad que duraba treinta años, y que se iniciaba a mediados de la década de los setenta, cuando el fotógrafo montillano Jaime Luque Luque, gran apasionado al flamenco, se acercaba a hablar con el artista gaditano tras una actuación de éste en la peña El Lucero, sita en la localidad cordobesa. "Estuvimos charlando un rato enorme sobre los distintos estilos del flamenco. Enseguida congeniamos y trabamos una relación que se mantuvo en el tiempo basada en nuestro interés común. Y, sobre todo, creo que Chano reconoció en mí a alguien que de verdad amaba el flamenco y que no, digamos, pretendía sacar tajada".

Luque nos concede la entrevista en una habitación dentro de su estudio fotográfico, un pequeño santuario donde se rodea de modernos aparatos que guardan miles de tesoros en forma de archivos sonoros y de imágenes de los más grandes del toque, del baile y del cante, así como de recuerdos familiares con especial fruición a los dedicados a su nieto Nachete.

La conversación se salpica con letras recitadas y cantes de Chano, auténticas joyas guardadas por alguien que sintió "un gran respeto por la figura de un gran charlatán, dicho en el mejor sentido de la palabra. Nadie como él podía mantener una conversación a compás. Hablaba y hablaba subiendo y bajando el tono en los momentos justos", y acompaña Luque la afirmación con un ejemplo clarificador en el que su 'hermano' Chano habla sobre el miedo ante el toro y el porqué muchos de su época, pese a la afición, se decantaban por el cante como medio de vida.

El fotógrafo montillano se enorgullece de no inmiscuirse en la vida privada del cantaor de Santa María, y eso pese a la "gran confianza que nos teníamos". Pero la suya era una amistad basada en el respeto, granjeada en innumerables viajes por Andalucía, en periódicas llamadas telefónicas y una comunicación epistolar almacenada en una caja con cartas de ribete rojo y azul y un avión dibujado... "Él siempre hablaba de los flamencos y lo personal se circunscribía a la familia, a su mujer Rosario y su hijo Chanito, y a mi mujer Carmen y mis hijos Isabel y Jaime".

A la pregunta por qué será recordado el cantaor, Jaime Luque contesta sin vacilación: "Por su compás. Hizo muchas innovaciones que luego han seguido muchos, sobre todo en las introducciones a algunos cantes. Todavía creo que no se le ha reconocido esta aportación en su justa medida. Y no me pierde la amistad cuando digo que Chano fue un maestro hasta tosiendo, ya fuera de banderillero o de primer espada...".

Para Luque, el reconocimiento que mañana se le tributará mañana al cantaor en el Gran Teatro Falla -y al que por supuesto asistirá-, viene a corresponder "el amor que sentía por Cádiz, por su barrio de Santa María y por su gente. Su mujer y su hijo se merecen ver que el mundo del flamenco y sus paisanos recuerdan y tendrán siempre presente a Chano".

Y Jaime, como hiciera tantas veces durante más de treinta años de amistad, acompaña por lo bajini a su amigo mientras éste canta por alegrías...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios