Cecilio Chaves une Vigo y Cádiz en la muestra 'Luces atlánticas'

  • El gaditano expone en la sala Caixanova de la ciudad pontevedresa veinte piezas que vinculan sus "dos situaciones personales" y denotan una evolución en su obra

Comentarios 2

Hay dos realidades que envuelven la vida y trayectoria del pintor gaditano Cecilio Chaves. Dos "situaciones personales" que ahora se vinculan en la exposición Luces atlánticas, que ayer fue inaugurada en la sala de la Fundación Caixanova de Vigo, ciudad en la que reside el artista desde hace casi una década.

En esta ocasión, el creador vuelve a unir los paisajes urbanos de sendas ciudades bañadas por el Atlántico, pero desde una óptica distinta. "El resultado de esta muestra avanza un paso más en la evolución de mi pintura", asevera. De hecho, la investigación del color se convierte en una constante en la nueva vertiente pictórica adoptada por el gaditano. Una visión más colorista a la que se suma el estudio del detalle: "En mis últimas creaciones me voy desplazando de la visión general a un enfoque más específico del objeto de mi pintura, como puede ser la plasmación de mobiliario urbano, por ejemplo".

En concreto, Luces atlánticas -compuesta por veinte piezas de distintos formatos-, se divide en dos secciones, una dedicada a Cádiz y sus eternas azoteas, y otra a Vigo y sus paisajes industriales. Paisajes captados en esta ocasión desde otra perspectiva. "La pintura que hago de Vigo se centra en su industria portuaria, muy presente e importante en esta ciudad. Pero esta vez las he retratado desde otra perspectiva, desde el mar, concretamente desde el barco de un amigo donde hemos pasado mucho tiempo este verano. Así que se trata de una especie diario pintado", apunta.

Un giro de tuerca en su pintura que quizás sea trasladable a la pintura gaditana. De hecho, es posible que a las "alturas" de esta ciudad, que tan placentera e inagotablemente han inspirado al artista, se adhieran otros proyectos nuevos relacionados con la evolución de su propia visión del arte. "Cádiz y sus azoteas nunca dejarán de inspirarme, pero estoy tanteando nuevos procesos creativos", adelanta el virtuoso "autor de las azoteas", como lo conocen más allá de nuestras fronteras.

Lo que sí tiene claro Cecilio Chaves es que "Cádiz siempre será una constante en mi pintura, porque siempre que pinto Cádiz me traslado a mi ciudad natal. Es una forma de estar allí con los míos". Quizás por este motivo, de sus azoteas gaditanas se desprenden un halo especial, donde esa luz auténtica que tan fielmente refleja en sus cuadros, juega un papel fundamental.

Y así lo transmite Carlos L. Bernárdez en el catálogo de la exposición, en el que señala que "Cecilio Chaves tampoco renuncia a la conmoción emotiva que provoca que busque una familiaridad que no se puede adquirir apenas contemplando el medio representado sino viviendo en él, insertándose plenamente en el mismo, como hace el artista con dos ciudades como Vigo y Cádiz, unidas en su obra por un luminismo envolvente".

La muestra permanecerá abierta en la Fundación de Caixanova de Vigo hasta el próximo día 11 de mayo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios