Cátedra convierte 'El mundo de Juan Lobón' en "un clásico por derecho"

  • Ana Sofía Pérez-Bustamante presenta en San Fernando la edición que ha preparado para la editorial de la novela con la que Luis Berenguer fue finalista del Alfaguara en 1966 y Premio de la Crítica en 1967

"El hecho de que El mundo de Juan Lobón aparezca en una colección de clásicos es importante porque supone un salto cualitativo en el reconocimiento de una obra que ya en su día fue Premio de la Crítica y que desde 1967 hasta hoy ha seguido reeditándose sin más publicidad que el boca a boca. Mantenerse en el mercado literario por mérito propio, y como quien dice 'yendo a pelo', es algo casi milagroso". La reflexión la hace Ana Sofía Pérez-Bustamante, profesora de Literatura Española de la Universidad de Cádiz, autora de la nueva edición de la emblemática novela del escritor Luis Berenguer (El Ferrol, 1923-San Fernando, 1979), publicada por Cátedra en su imprescindible colección Letras Hispánicas y que la profesora gaditana ha preparado con pulcritud y precisión para engalanar aún más una novela que irrumpió con fuerza en el panorama literario español de los años sesenta y que es hoy, como explica la propia profesora universitaria, "un clásico por derecho".

La nueva publicación de Cátedra fue presentada ayer en el Museo Histórico Municipal de San Fernando, ciudad adoptiva y vital de Berenguer, en un acto que contó con la participación del escritor isleño Enrique Montiel.

Pérez-Bustamante, antes de la presentación del libro, explicó a este periódico algunas de las claves de la nueva edición, entre ellas que Cátedra la haya incluido en su mejor colección: "La serie Letras Hispánicas es, valga la redundancia, una colección 'clásica' de libros clásicos. Estas ediciones son las recomendadas porque reúnen tres características: ofrecer el texto muy cuidado, en la versión más fiel del autor; allanar las dificultades del lector poniendo las notas a pie de página; y ayudar a comprender el contexto y las virtudes de la obra mediante un estudio preliminar. Esto es lo que se llama una edición filológica".

La novela de Luis Berenguer es, efectivamente, una novela clásica que desde que recibió el Premio de la Crítica en 1967 no ha parado de editarse y, por tanto, de venderse, un hecho que explica la profesora de la UCA: "El por qué del éxito de público de El mundo de Juan Lobón radica en la tremenda fuerza de su argumento, de su protagonista y, en definitiva, de su narrador y su lenguaje: es una historia que, como todas las grandes historias, está llena de drama pero también de lirismo y de humor. Y tiene su nicho ecológico claro: no hay ninguna otra novela que le dispute la primacía a la hora de contar cómo era la vida de un furtivo de la sierra andaluza en la posguerra".

El trabajo de Ana Sofía Pérez-Bustamante ha sido muy exhaustivo. Se demuestra cuando explica algunas de las sorpresas que le deparó su trabajo: "Nadie se había dado cuenta de que todas las ediciones que revisó Luis Berenguer son ligeramente distintas. He encontrado 1.285 variantes entre la primera edición, de 1967, y la última que revisó el autor, antes de morir, en 1979. Pues bien, el mayor número de cambios, y los cambios más interesantes, se dan entre la primera edición y la segunda, ambas en la misma editorial, Alfaguara, y separadas solo por un año: 1967 y 1968. Esto muestra que Berenguer, más allá de su talante alegre y aparentemente despreocupado, era un escritor tremendamente exigente que jamás se daba por satisfecho".

La edición de Cátedra ha permitido a Pérez-Bustamante resaltar también el léxico del escritor -"fue un mago a la hora de reproducir el habla popular bajoandaluza"- o el valor de la novela como "documento histórico y antropológico".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios