La Casa del Obispo reabre sin respuesta del Consistorio

  • Tras solucionar los problemas producidos por el corto que afectó al sistema de domótica, el yacimiento retomó ayer su actividad y vuelve a ofrecer las cenas romanas

Comentarios 4

La Casa del Obispo abrió ayer sus puertas oficialmente al público tras el cortocircuito sufrido el pasado mes de mayo en la sala del Templo, que dejó sin luz y sin actividad al yacimiento hasta su reciente reparación.

Más de un mes ha tardado Monumentos Alavista en devolver la normalidad a este emplazamiento clave para el turismo gaditano que, además, regresa con fuerza ofreciendo al público sus tradicionales cenas romanas durante todos los sábados de julio, agosto y septiembre (a partir del 9 de julio), en el mismo enclave.

El gerente de la Casa del Obispo, Germán Garbarino, señala que la reparación del sistema de domótica ha supuesto una inversión de 10.000 euros, "que en su día se reclamará al Ayuntamiento", al considerar al Consistorio gaditano como principal culpable de este daño, tras las "grandes filtraciones de humedad producidas como consecuencia de las obras de Entre Catedrales".

Según el informe emitido por la empresa encargada de reparar la avería, "el exceso de humedad del muro que da al Campo del Sur ha provocado que uno de los cables de datos se haya deteriorado, lo que ha provocado los cortos sucesivos. Y eso que el cableado estaba provisto de una gran protección, pero ha terminado totalmente corroído".

Según Garbarino, a excepción de la visita que técnicos del Ayuntamiento de Cádiz realizaron un día después de producirse el corto, "no hemos tenido respuesta alguna por parte del Consistorio, y eso que solicitamos una reunión con carácter urgente para tratar el tema de reparación de los daños provocadas por la obra de Entre Catedrales y así buscar una solución a los demás desperfectos y total desprotección de los restos", informa.

También han emitido un requerimiento administrativo para obtener el certificado que permita la continuidad de la segunda fase de las obras del yacimiento, que pondría en valor los restos arqueológicos que yacen en la explanada exterior, bajo la plataforma Entre Catedrales. "Se hizo este requerimiento ante el silencio administrativo existente para que contestaran antes del 10 de junio, pero nada de nada", señala un poco cansado de la situación.

Según asevera el gerente de la empresa adjudicataria de esta explotación turística, la puerta de salida de emergencia sigue precintada, una actuación que emprendió la Policía Local cuando fue alertada del inicio de las obras de la segunda fase sin licencia para ello.

Garbarino vuelve a insistir en la necesidad de reparar los problemas de humedad "porque, de lo contrario, volverá a suceder", pero visto la falta de respuesta del Ayuntamiento de Cádiz, tendrá que ver cómo acaba esta situación en los tribunales, "ya que hemos emprendido acciones por reiterado incumplimiento del contrato", afirma.

De momento y a la espera de que alguien se pronuncie para dar alguna salida a los desperfectos del yacimiento, ha vuelto a abrir sus puertas "como hemos podido", ofreciendo además una actividad extra que viene realizando desde hace algunos veranos. Las cenas romana que rememoran los famosos banquetes en los que el emperador Julio César degustaba los más ricos manjares.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios