La Casa del Obispo de Cádiz cierra sus puertas y despiden al personal

  • La desestimación hace unos días del recurso interpuesto por Monumentos Alavista contra el Ayuntamiento gaditano por los daños ocasionados por Entre Catedrales puede ser la causa

Comentarios 13

La Casa del Obispo cierra sus puertas al visitante, con el consecuente despido e indemnización de los cuatro trabajadores que trabajaban en el yacimiento arqueológico, y la nefasta pérdida para el circuito turístico y arqueológico gaditano. Un hecho sobre el que Germán Garbarino, gerente de la empresa concesionaria del yacimiento, Monumentos Alavista, se ha abstenido de hacer declaraciones.

El cierre del valioso yacimiento se ha producido unos días después de la sentencia emitida por el Juzgado Contencioso-Administrativo en la que rechazaba el recurso interpuesto por la empresa concesionaria contra el Ayuntamiento de Cádiz, en el proceso que mantienen las partes sobre la explotación de la Casa del Obispo. Una sentencia que aún no es firme y que puede ser apelada por esta empresa.

En el recurso Monumentos Alavista solicitaba la extinción anticipada del contrato que firmaron en 2008 ante la imposibilidad de poner en valor y proceder a la explotación judicial de la parte del yacimiento situado bajo el espacio Entre Catedrales, donde subyace el monumento funerario fenicio. También pedía una indemnización de 1.128.277 euros, más los intereses legales desde abril de 2012, con la devolución de la fianza depositada.

Pero la sentencia recoge que la construcción de Entre Catedrales inició en 2007, antes de la fecha de la concesión, cuyas obras "eran las previstas por el recurrente". Y que es objeto de un informe favorable por parte de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía.

Si bien, también contempla los daños ocasionados en el yacimiento por dichas obras, tanto en el paramento como en la zona interior, incluso siendo reconocido "por el Ayuntamiento de Cádiz". Por lo que se decide colocar una cubierta acristalada que finalmente fue instalada tres años más tarde, pero que en la actualidad no parece haber finiquitado los problemas de humedad y filtraciones en el edificio. La sentencia dice al respecto que si bien "estos daños pueden ser objeto de reclamación, no conllevan la imposibilidad de la puesta en explotación".

No es la primera vez que cierra el singular yacimiento, pues en mayo de 2011 ya lo hizo por un cortocircuito en el sistema domótico provocado "por la mala terminación de Entre Catedrales", según informaba a los medios Garbarino en una convocatoria que hizo en el propio yacimiento. Estos hechos llevaron a la empresa encargada del mantenimiento de la Casa del Obispo a aconsejar el cierre cautelar del mismo.

Días antes a este suceso, el Ayuntamiento de Cádiz paralizó la obra que Monumentos Alavista inició en la explanada exterior bajo Entre Catedrales, a fin de recuperar y poner en valor los valiosos restos, al carecer de la oportuna licencia de obra municipal. Hecho que también aprueba la sentencia emitida por el Tribunal Contencioso-Administrativo número 3 de Cádiz.

Entonces Garbarino alegó que ya habían "transcurrido los seis meses de silencio administrativo, una vez realizado el requerimiento para hacer la obra".

Y aunque se desconoce los motivos reales que ha llevado al cierre del enclave arqueológico, es necesario que las partes implicadas lleguen a un acuerdo inmediato, en una ciudad que precisamente tiene cerrado otro de sus grandes referentes arqueológicos, el Teatro Romano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios