La ópera 'Carmen', "marca de la casa" Villamarta, cierra la Temporada Lírica

  • La obra de Bizet se pondrá en escena mañana y el 4 de junio con las voces protagonistas de María José Montiel y Marcelo Puente · La producción del coliseo jerezano resalta la idea clásica de destino

La ópera Carmen de G. Bizet cerrará mañana y el sábado 4 de junio la Temporada Lírica del Teatro Villamarta. Una producción del coliseo jerezano que se estrenó en la ciudad en 2006 y que ha recorrido numerosas comunidades autónomas. Ahora, la cigarrera visita la ciudad por segunda vez para demostrar que ella sigue siendo "la mejor embajadora de la ópera, que no defraudará a los que le apasiona la ópera, y a los que no la conocen aún, ya no podrán dejar de amarla".

Una puesta en escena que se ha convertido "en marca de la casa, marca Villamarta", aseguró la directora del Teatro, Isamay Benavente, durante la presentación de la obra. La mezzosoprano María José Montiel encarnará el papel de Carmen, mientras que el tenor argentino Marcelo Puente hace su debut en Jerez en su interpretación de Don José. La dirección de escena está a cargo de Francisco López, y la musical de Elena Herrera. La Orquesta Sinfónica de la región de Murcia, el Coro del Villamarta y la Escolanía de la Escuela Municipal de Música también forman parte de la puesta en escena de esta obra.

"He intentado entrar en el alma de los personajes y de sus conflictos", indicó el máximo responsable escénico. En su opinión, esta ópera de Bizet "permite múltiples acercamientos" como sucede con toda obra maestra y "todos ellos son válidos". En este caso, se insiste en el concepto de "viaje existencial de los personajes", que se inicia en el amor y finaliza en la muerte como destino final e inevitable. De este modo, se pone de manifiesto el sentido de tragedia clásica griega que subyace en este título operístico. Este "viaje existencial" se va desarrollando a lo largo de los cuatro actos. Así, en el primero de ellos se hace patente el amor "desde diferentes perspectivas". En el segundo se percibe la libertad frente a las formas cerradas de concebir el mundo. No será hasta el tercero cuando la fuerza del destino aparezca con toda su crudeza. En este acto Don José "se queda en ninguna parte", puesto que "no entiende la idea de amor" de la protagonista femenina. "Eso nos llevará al cuarto acto, el de la muerte como desenlace final", explicó Francisco López.

Elena Herrera subrayó que aunque hayan sido muchas las veces que haya hecho Carmen, "este título es un reto, es muy especial. Es como hacerla de nuevo, porque la obra no me pertenece a mí, pertenece a Bizet, a través de la visión del equipo completo". Se trata de "una producción viva" donde lo musical y lo escénico "deben estar perfectamente ensamblados". En cuanto a la partitura, Herrera indicó que "la orquestación es sencilla, pero la dificultad estriba en conseguir esa unión con lo que transcurre en el escenario".

La mezzosoprano María José Montiel -que encarna a la protagonista Carmen- destacó las dificultades vocales de su personaje, que evoluciona acorde con los diferentes estados de ánimo. Confesó que es "una suerte" para ella poder afrontarlo en su carrera artística.

El tenor Marcelo Puente -que interpreta a Don José-, recordó que su personaje "tiene una visión conservadora de la vida hasta que se enamora". Para la soprano Ainhoa Garmendia, Micaela es un personaje "positivo, una enamorada que lucha por lo que siente". El barítono José Antonio López define a Escamillo como un "ser brillante, que no tiene dudas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios