"Caraballo llega a ser un héroe que dirige su propia vida"

  • El joven gaditano Benito Olmo presentó ayer en el Pay Pay su primera novela, 'Caraballo'

Acostumbrado a ser el alma de las fiestas, nadie se esperaba esta cita tan seria. El gaditano Benito Olmo, de 27 años, reside desde hace nueve en Granada, donde cursa Relaciones Laborales. Escribir siempre fue su pasión. De sus vivencias, redactaba automáticamente cómics, relatos de humor o cuentos, que iban a parar a manos de amigos, "en quienes podía confiar", añade. Asegura que entonces "sentía muchos nervios". Ahora más.

Caraballo titula su primer trabajo novelado, publicado por Entre Líneas Editores. En la tarde de ayer, el Café Teatro Pay Pay se llenó de caras conocidas de Benito, que quisieron acompañarle en la presentación de su libro. "Llevaba bastante tiempo pensando en plasmar esta historia y hoy, por fin, le pongo cara y algunos pueden comprobar que no se trataba de ninguna broma", aclaró entre risas. Para ese momento tan especial, estuvo acompañado muy de cerca por su tío Miguel Morgado, su amigo Juan Antonio Lima y el grupo de bailes de salón Dancing Dragons.

En el manuscrito, concebido por Morgado como "un hermoso cuento de Navidad", narra la historia de "un antihéroe". A simple vista. Vida rutinaria, sin sorpresas, y 120 kilos de peso. Hasta que le hacen una sencilla pregunta: "¿Es usted feliz?".

"Fácilmente se puede empatizar con él", reseñó el escritor. Caraballo es una crítica a la sociedad, "ahogada en la felicidad material y la importancia de un buen físico". Para el gaditano, "los héroes son los que sobreviven en el día a día, que intentan llegar a final de mes, con problemas... Los que deciden ser directores de su vida". Olmo pone en su creación una nota positiva a la monotonía.

Paul Auster, Ken Follett o Arturo Pérez-Reverte. Entre esos nombres, se cuela el suyo. Y Benito se divierte pensando en que hace "la competencia" a sus escritores favoritos. No acaba de entender que le hablen de ventas. Porque él únicamente disfruta con que otros hagan de su escritura su lectura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios