Cantes tradicionales para José Antonio Muñoz Rojas

El molde en el que Perdiguero vuelca la poesía de Muñoz Rojas es el del flamenco clásico, por lo que opta por las formas más populares en la obra del poeta: la cuarteta octosilábica, aunque en ocasiones surja de la fragmentación del romance. Perdiguero muestra un sobrado conocimiento de la tradición musical flamenca que expresa en una voz rotunda, tensa y sentimental. La guitarra de Antonio Carrión aporta seguridad y pulcritud, desde esa fidelidad asombrosa suya al gran Melchor de Marchena. Es curioso que muchos de los cantes se nutran de un poema narrativo, el Romance de don Sebastián, Rey de Bastos del que se ha seleccionado algunas partes. Es curioso porque este carácter necesariamente fragmentario de la selección nos priva del hilo narrativo imprescindible para la recta comprensión del poema. El libreto contiene al menos dos errores históricos: el primero cuando afirma que "la consolidación histórica del flamenco se produce durante la cultura barroca". El segundo considerar al melisma una exclusiva y herencia de la "tradición morisca" cuando las dos orillas del mediterráneo usan del melisma.

Luis Perdiguero Producido por Juan Blanco. Guitarra: Antonio Carrión. Cambayá/Karonte

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios