El grupo Candilejas revive el Siglo de Oro en plena calle gaditana

  • El Cañón se convierte esta noche en el escenario donde los actores interpretarán a partir de las 22.30 horas un total de ocho escenas de diferentes obras del XVII

Shakespeare dijo una vez que el mundo es un escenario y los hombres y mujeres sólo meros actores. Por esa regla, cualquier lugar puede ser el escenario donde cualquiera de nosotros se puede convertir en protagonista.

Esta noche, el escenario será la calle, El Cañón, y los actores, el grupo de teatro Candilejas. El conjunto gaditano lleva el teatro a la calle interpretando pequeñas escenas del Siglo de Oro, todas pertenecientes a obras que anteriormente han representado. Serán un total de ocho actos de diferentes obras, argumentadas previamente por un narrador y donde el público se sentirá integrado.

Este año Candijelas ha soplado once velas sobre las tablas, años en los que no ha cesado su empeño por llevar el teatro clásico a los más jóvenes. "El grupo nace con ese objetivo, que fueran jóvenes los que enseñaran a los jóvenes este tipo de teatro distinto al moderno", confiesa su director, Juan Mera. A pesar de eso, el grupo ha interpretado para todos los públicos, desde adolecentes a personas mayores que se han emocionado al escuchar cómo recitan Don Juan Tenorio.

Las candilejas son las luces que iluminan la escena de un teatro, son la esencia, sin luz no hay acción, y este fue el nombre que eligieron cuando comenzaron a hacer teatro en el colegio Carmelitas de Cádiz. Con el paso de los años, han ido madurando, convirtiéndose en uno de los grupos de teatros más importantes de la provincia.

Entre las obras que han interpretado a lo largo de este tiempo se encuentran El Quijote de Cervantes, La vida es sueño de Calderón de la Barca o Fuenteovejuna de Lopez de Vega. Para ellos, cada obra es un reto. "Una es distinta a la otra, es empezar de cero. Lo que buscamos es superarnos en cada trabajo, intentar mejorar", reconoce Juan Mera.

A lo largo de los once años de trayectoria, el director se muestra muy orgulloso del trabajo de su equipo. "Es mucho trabajo realizado, mucho el empeño puesto en cada obra para que todo salga bien, pero también muchas las satisfacciones. Que el público sepa apreciar tu esfuerzo es el mejor regalo", afirma. Sin embargo, no todo es un camino de rosas y como reconoce Juan Mera, no hay rosas sin espinas. "Llevar esto para adelante es muy sacrificado y cuesta mucho dinero, dinero con el que muchas veces no contamos y que hay que poner de nuestro bolsillo" asegura.

El amor por el arte y la amistad es lo que mantiene unido a Candilejas. Es muy difícil poner de acuerdo a 15 personas, sin cobrar y sin contrato. Pero como afirma Mera, los momentos malos se superan a base de mucha casta y mucho cariño. "Aquí todo el mundo es importante, pero nadie es imprescindible".

Son varios los nuevos proyectos que ya tienen entre manos, entre ellos una cena barroca benéfica en el claustro de la Iglesia San Francisco en el mes de septiembre. La idea es ambientar todo de la época, que la gente vaya vestida del siglo de oro y actúen Cuarteto Cuerdas y Candilejas. "Todos los beneficios estarán destinados a la bolsa de caridad de la Hermandad de Vera Cruz y a la de la Hermandad de Sanidad" cuenta Mera. Además, un actor de renombre de los grandes teatros madrileños promete su asistencia. Entre sus planes de futuro también se encuentra seguir en el régimen de la comedia y para el próximo año les gustaría estrenar El perro del Hortelano.

Ellos sigue trabajando y prometen buen teatro para rato. De momento, hoy tenemos la oportunidad de viajar en el tiempo y trasladarnos con Candilejas al Siglo de Oro. La cita, a las 22.30 horas en plena calle, en el Cañon.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios