'Campo de Agramante' homenajea la elocuencia y brillantez de Barral

  • El número 13 de la revista literaria, dedicada al escritor y editor catalán, se presenta mañana en Granada en el marco del VII Festival Internacional de Poesía

Elegante en la elocución. Brillantez intelectual. Sutil talante poético. Persona-personaje. Asiduo de tertulias y cafés. Acertadísimo editor. Con, apenas, un apresurado vistazo al número 13 de la revista Campo de Agramante comienza a dibujarse en nuestra cabeza la imagen del desaparecido Carlos Barral (1928-1989), "uno de los más lúcidos poetas y una de las personalidades más peculiares e interesantes de la cultura de la segunda mitad del siglo XX". Habla Jesús Fernández Palacios, director de la publicación literaria y culpable de enjaretar las piezas de este completo análisis sobre la vida y la obra del editor catalán que protagoniza el dossier de la revista jerezana que se presenta mañana en el marco del VII Festival Internacional de Poesía, en Granada.

"El festival coincide con la entrega del premio García Lorca a José Manuel Caballero Bonald, que tendrá lugar el viernes. Con este motivo, en la Facultad de Educación se están celebrando unas jornadas sobre la obra del escritor, así que era una ocasión ideal para presentar el nuevo número de la revista que está editada por la Fundación Caballero Bonald", explica Fernández Palacios que para la puesta de largo de la publicación cuenta con el propio literato jerezano y con el poeta granadino Luis García Montero.

El director se siente especialmente orgulloso del presente número de Campo de Agramante que, según adelanta, "también se presentará en Barcelona dentro de un importante homenaje a Carlos Barral que organiza la Fundación La Caixa". Un ciclo de cuatro días que se celebrará el próximo mes de septiembre.

El 27, exactamente, será el día de la aparición de la revista en la Barcelona que vio nacer al "gran poeta, memorialista, traductor, dinamizador cultural y excelente editor", en palabras de Fernández Palacios que recuerda que Barral "fue quien editó las dos primeras novelas y las poesías completas de Caballero Bonald".

Así, no es casualidad que sea el reciente Premio García Lorca quien inaugure las 150 páginas del dossier, moteadas de fotografías, dibujos y reproducciones de portadas, con el artículo Carlos Barral y su personaje. Le siguen otras especiales colaboraciones como la de Alberto Oliart, amigo de la Universidad y prologuista de sus memorias, con Carlos Barral en seis folios; Luis García Montero, que se mete en la piel del alumno para recordar Las lecciones de Carlos Barral; Carmen Riera, que analiza la producción del literato con En torno a la poesía y a la prosa barralianas; Anna Caballé, que reflexiona sobre las memorias de Barral en La lucidez de un hombre; Lluís Izquierdo, que se centra en la novela Penúltimos castigos (editada por primera vez en 1983) con Penúltimos castigos: figuras y discurso; Rosa Regás, que recuerda su relación de amistad y a las órdenes de Barral en Inmarcesible memoria; y Juan José Armas Marcelo y José Esteban que, en sendos artículos (Esplendor de Barcelona en Otoño, 1972 y Carlos Barral en Madrid), repasan la trayectoria del editor y escritor entre los años 60 a 80.

Además del dossier, la revista "diseñada por el jerezano Federico López y con una imagen de portada del pintor malagueño Pedro Escalona", precisa Fernández Palacios, se completa con una amplia entrevista al poeta catalán de la generación del 50 Ricardo Defarges, quien también cede ocho poemas inéditos que se pueden leer en Campo de Agramante.

Un cuento de Pedro Tébar García, titulado La dama y la noche, y el artículo sobre el ensayo que Vargas Llosa realizó como análisis de la narrativa de Onetti, El viaje a la ficción. El mundo de Juan Carlos Onetti, (distinguido con el Premio Internacional de Ensayo Caballero Bonald 2008), cierran la revista que reserva su última página a Miguel Hernández y al centenario de su nacimiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios