Cádiz acogerá en septiembre un acto en memoria de Diego de Alvear

  • Los descendientes del marino, gobernador político militar en la ciudad en 1812, agradecerán la recuperación del tesoro del Odyssey con un acto en el Museo Naval y otro en la capital gaditana

Comentarios 4

La recuperación por parte del Estado español del tesoro de Nuestra Señora de las Mercedes llevará a los descendientes del marino Diego de Alvear a celebrar varios actos para conmemorar el rescate de las monedas y recordar aquel hecho histórico. Uno de esos actos se celebrará en septiembre en Cádiz, en el marco de la celebración del Bicentenario de la Constitución, pues Diego de Alvear era gobernador político militar de Cádiz en 1812. José María Moncasi de Alvear, descendiente directo del marino, confirmó ayer la celebración de este acto en unas declaraciones a la agencia Efe.

Entre españoles y argentinos, hay unos 1.500 descendientes de Alvear, quienes están preparando una ceremonia especial en el Museo Naval para agradecer al Estado español la labor "ingente, preciosa, con esfuerzo, con ahínco" para que haya podido ser posible esta repatriación y el proceso tan largo de litigio, dijo José María Moncasi.

Además de otro acto en septiembre en Cádiz con motivo del Bicentenario de las primeras Cortes constituyentes porque Diego de Alvear, después de la defensa, en 1808, de las Isla de León ante las tropas napoleónicas, en 1812 era gobernador político militar de la ciudad.

Moncasi de Alvear señaló también ayer que le gustaría que parte del tesoro recuperado por Odyssey pudiera exhibirse en Montilla (Córdoba), localidad natal de Diego de Alvear.

Tras mostrar su satisfacción por que vuelvan a España las monedas de oro y plata, el descendiente del general de la Armada Diego de Alvear y Ponce de León pidió que, además de que el tesoro se reparta entre el Museo Naval de Madrid y el Arqueológico de Cartagena, vayan algunas monedas a Montilla, porque es el origen de su antepasado.

Una exhibición que también contribuiría al turismo y a que se conociese la historia alrededor de este personaje, que no sólo era marino, biólogo y matemático y hablaba ocho idiomas, sino segundo comisario de la Demarcación de límites entre España y Portugal, estuvo dieciocho años en la selva amazónica y escribió un tratado sobre sus descubrimientos en la misión.

Aunque a Moncasi de Alvear no le importaría también quedarse con algún recuerdo, afirmó que lo más importante para la familia es que la figura del general de la Armada Diego de Alvear sea reconocida y que ocupe su lugar en la historia.

El 4 de octubre de 1804, Diego de Alvear viajaba como segundo comandante en La Medea, capitana de la flota, desde donde contempló cómo la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, con su mujer y siete de sus ocho hijos a bordo, explosionó y se hundió frente a las costas del Algarve (Portugal) tras recibir un cañonazo de un buque de guerra inglés.

La fragata, que viajaba hacia Cádiz, llevaba en su interior más de 500.000 monedas de oro y plata, acuñadas en las minas de Potosí (Perú).

Sobre la repatriación de este tesoro, dijo que se tendrá que evaluar si se corresponde con el manifiesto de carga del buque y cotejarlo con lo que presentó Odyssey, para comprobar que no se ha quedado con alguna parte.

La llegada del tesoro está prevista para el próximo sábado, y tras una ceremonia de presentación pública que está preparando la Armada y el Ministerio de Cultura, las 600 barricas con las monedas de oro y plata pasarán por una fase "larga y lenta" de restauración.

En mayo de 2007, Odyssey expolió los restos arqueológicos de la fragata y se los llevó a través de Gibraltar a EE.UU., ya que la empresa creía que todo iba a ser más fácil y que los jueces se pronunciarían a favor de la compañía, cosa que no ha ocurrido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios