El CAAC recibe durante 2012 el mayor número de donaciones de su historia

  • El centro ha incorporado a su colección permanente durante este año un total de 484 obras de 51 artistas · Un coleccionista norteamericano ha cedido la pieza 'La intimidad', de los MP&MP Rosado

El consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, y el director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), Juan Antonio Álvarez Reyes, han presentado "una buena noticia en unos tiempos en que las buenas noticias escasean": el "espectacular" aumento de la colección permanente del museo en el último año, la mayor cifra registrada por la institución hasta la fecha. En total, según los datos facilitados por el centro, se han sumado en 2012 a los fondos del espacio del Monasterio de la Cartuja 484 obras de 51 artistas diferentes. Álvarez Reyes añadió otros cálculos que ilustran cómo se ha reforzado este ámbito con el tiempo: mientras que en la década transcurrida entre el año 2000 y 2009 se incorporaron a la colección 681 obras, en un plazo mucho más breve, de 2010 a 2012, casi se ha alcanzado un cómputo similar, han sido más de 600 las piezas que han encontrado en el centro su nuevo destino.

Este cambio en el ritmo se debe, en gran parte, a la generosidad de tres personas fuertemente vinculadas a la cultura andaluza: la galerista Juana de Aizpuru, el poeta Jacobo Cortines y el artista Guillermo Pérez Villalta. En la última edición de ARCO, en febrero, ya trascendió que Aizpuru, que finalmente ha cedido 24 piezas, destinaba al CAAC trabajos de creadores sevillanos de los 60 y 70 a los que ella apoyó en los comienzos de su galería sevillana, autores como Gerardo Delgado, José Ramón Sierra o Juan Suárez, así como obra de artistas posteriores como Pedro G. Romero o Federico Guzmán. La aportación de Cortines, entretanto, procede del valioso archivo de la publicación Separata, que él dirigió y cuyo legado ha protagonizado una reciente exposición en el CAAC. La participación en esa revista de Soledad Sevilla, Alfonso Albacete, José María Bermejo, Fernando Zóbel o Chema Cobo queda documentada en el material que conserva el centro. Además, el pasado martes se confirmó oficialmente una cesión que anteriormente se había sugerido: Pérez Villalta ha otorgado 274 obras entre dibujos y acuarelas, un conjunto que incluye libros y cuadernos de viajes y en el que destacan piezas como La noria o La silla antifaz.

El escenario de crisis, el recorte en el presupuesto y la dificultad de nuevas adquisiciones ha motivado que más artistas se preocupen de tener un gesto de gratitud con el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Ha sido el caso de Ignacio Tovar, que hace unos meses confesaba a este periódico que "ya me han comprado obra y me han hecho una exposición. Era el momento de tener un detalle con los responsables del centro", aseguraba el sevillano. Álvarez Reyes se muestra especialmente satisfecho con las pinturas de Tovar, "que ha tenido la gentileza de cedernos tres cuadros que se suman a los ocho que teníamos de él, y que ha traído al CAAC una obra de los 70 que nos viene muy bien para nuestro discurso museístico". Entre las novedades del catálogo el director también destaca la gran escultura que ya expuso allí José Soto, celebrado ayer en tono de broma como "el artista revelación de 2012" por haber vuelto a los pinceles tras varias décadas centrado en el comisariado de muestras ajenas.

Las donaciones no provienen sólo de artistas españoles: el norteamericano Leandro Katz ha cedido un total de 21 fotografías de la serie Proyección Catherwood, y la argentina Marta Minujín aporta seis imágenes de una performance que realizó junto a Andy Warhol en 1985.

Autores españoles y foráneos también cohabitan en las adquisiciones realizadas por el CAAC este año, en el que se ha comprado obra de Daniel Palacios, Paz Pérez Ramos, Wolfgang Tillmang, Ruth Ewan y Andreas Fogarasi.

Una de las donaciones más singulares es La intimidad, una creación de los MP&MP Rosado que hasta ahora estaba en manos del norteamericano Edwad Blake Byrne. Los gaditanos presentaron esa obra en la primera muestra que sobre ellos programó Pepe Cobo, y ahora este trabajo sirve de punto de partida para una muestra que albergará el CAAC a partir del 30 de octubre, en la que también se verá uno de sus proyectos más recordados, sus Ventanas iluminadas, en la que los MP exploraban "el misterio de lo público y lo privado".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios