Bulerías y soleares de Sacromonte, más vivas que nunca en La Merced

  • Los cantaores El Galli de Morón y Miguel Lavi, junto al guitarrista Miguel Iglesias, acompañan hoy a la bailaora Fuensanta 'La Moneta' en el Centro de Arte Flamenco

Los aires impetuosos del flamenco granadino se trasladan esta noche a la capital con la interpretación del más puro jondo de la bailaora Fuensanta Fresneda, conocida como La Moneta.

La actuación de la artista en el Centro de Arte Flamenco de La Merced lleva por nombre Sacromonte, uno de los barrios más significativos de Granada, y lugar de origen de la artista. Sobre las tablas, además, sonará el cante de El Galli de Morón y Miguel Lavi, junto al toque del guitarrista Manuel Iglesias.

Los espectadores podrán disfrutar de un "formato de lo más tradicional de cante, baile y toque, sin escenografías y montajes preparados. Al más puro estilo de antaño", declara en conversación telefónica la bailaora, primer premio 2003 del Festival de Las Minas de La Unión.

Los palos que tendrán cabida durante la actuación, sobre las tablas de La Merced, serán la soleá por bulería, el fandango abandolao y la seguiriya. "Me siento más cómoda en la seguiriya porque siempre me he sentido muy identificada con ella, más libre en cuento a la improvisación", declara La Moneta.

La fuerza y el temperamento son las cualidades que más se han resaltado de esta artista, según los críticos y espectadores que han disfrutado de su arte. Aunque quizás lo más destacado de La Moneta es que "no intento ni busco nada cuando bailo, simplemente dejo que las emociones salgan de mi y transmitir todo aquello que llevo por dentro ".

Con apenas 24 años, esta artista ha recorrido numerosos festivales, concursos y tablaos de España y Europa, por ello su consejo más fiel hacia los jóvenes flamencos de los últimos tiempos es "que hay que saber mirar hacia atrás y ser aficionado de este arte reconociendo, estudiando y aprendiendo de lo antiguo, y siempre con constancia y tesón".

Desde su última intervención en los Jueves Flamencos que se celebran aquí cada verano, Fuensanta Fresneda regresa a la Tacita de Plata tras casi cuatro años de ausencia. Y aunque no conoce la totalidad de la provincia gaditana, sentencia: "Tengo ganas de bailar en Cádiz porque lo que más recuerdo es ese aire cálido y con olor a flamenco que se respira allí".

Las bulerías y soleares de Sacromonte se harán presentes, sobre las 21.00 horas de esta noche, en el Centro de Arte Flamenco de La Merced, en los entresijos del gaditano barrio de Santa María.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios