Bobby Fischer tendrá su película

  • El filme sobre el famoso ajedrecista relatará su histórico enfrentamiento contra el soviético Boris Spassky por el Campeonato del Mundo en plena Guerra Fría.

Comentarios 1

No han pasado ni dos semanas desde que a los 64 años muriera en el exilio en Islandia, donde vivía alejado del mundanal ruido aquejado de demencia senil, y la maquinaria de Hollywood ya se ha puesto manos a la obra para llevar al cine la historia del que muchos consideran el mejor ajedrecista de la historia: el mítico Bobby Fischer. La película se titulará 'Bobby Fischer Goes to War' ('Bobby Fischer va a la guerra') y relatara los históricos enfrentamientos del ajedrecista estadounidense contra el soviético Boris Spassky en el Campeonato del Mundo de 1972, que en plena Guerra Fría se convirtieron en un símbolo de victoria de los Estados Unidos sobre la extinta Unión Soviética.

Detrás del proyecto, que se basa en la novela de David Edmonds y John Eidinow, están dos importantes estudios, Universal y Working Title, que aseguran que el guión, obra de Shawn Slovo, ya estaba en marcha antes del fallecimiento del jugador el pasado 17 de enero.

Según una información publicada por 'Variety', el encargado de dirigir 'Bobby Fischer Goes to War' será Kevin MacDonald, director de 'El último rey de Escocia', en la que también recogía hechos y personajes reales. En estos momentos el director escocés está en pleno rodaje de 'State of Play', en la que cuenta con estrellas de la talla de Russell Crowe, Ben Affleck, Robin Wright Penn y Helen Mirren. 

Todavía no se sabe quién encarnará al legendario ajedrecista y lo único seguro es que el biopic de Bobby Fischer se centrará en el momento cumbre de su carrera: la serie de partidas que disputó Fischer en 1972 con el soviético Boris Spassky y tras las que se alzó con el Campeonato del Mundo de Ajedrez. 

El filme relatará los aspectos más desconocidos de la historia y las extrañas circunstancias que rodearon a un enfrentamiento que sufrió varios retrasos motivados por el genial, pero también excéntrico, Fischer, que tenía miedo de que el KGB atentara contra él. El entonces secretario de Estado estadounidense, Henry Kissinger, tuvo que intervenir personalmente para convencerle de que disputara el torneo.

Una vez lograda la fama, Fischer desapareció de la vida pública y perdió su título por incomparecencia al año siguiente, en 1973, y el cetro del ajedrez mundial pasó a un todavía desconocido Anatoly Karpov. Desde entonces, su nombre saltó de cuando en cuando a las portadas pero siempre ligado a escándalos o encarcelamientos. En 1992 reapareció para reeditar 'la partida del Siglo' con Spassky, que resultó otra vez derrotado, para embolsarse 3,5 millones de dólares y autoproclamarse como un firme militante del movimiento antiestadounidense.

Detenido en Japón por uso de pasaporte falso, donde permaneció ocho meses encarcelado, encontró amparo en Islandia, donde pidió asilo político y le fue concedida la ciudadanía. Ingresado en un hospital de su capital, Reykjavík, por demencia senil y otros trastornos mentales, falleció en el país donde se convirtió en mito el pasado 17 de enero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios